Economía

Contrariamente a lo que nos enseñaron en la escuela, para el momento en el que Cristóbal Colón convenció a la Reina Isabel la Católica de financiar su viaje a Asia navegando hacia occidente, la idea de que la tierra era una esfera ya estaba muy arraigada desde hacía varios siglos en Europa. El objetivo del marino Genovés nunca fue demostrar que la tierra era redonda, sino acceder a las tierras productoras de especias por otra ruta que la tradicional. También, ayudar a lanzar una cruzada que permitiera reconquistar Jerusalén. De hecho, llevaba a bordo un intérprete del idioma árabe.

La inflación en la Argentina lleva 15 años siendo un problema. Una década y media sin poder controlar un mal económico que la mayor parte del planeta ya resolvió. En estos años no se ha puesto en marcha ningún programa de estabilización lo suficientemente profundo como para hacerle frente a una inflación que ya acumula 4630% desde el 2004, que fue el último año en el que se registró inflación de un dígito.

El contundente giro al FMI después de la carta de Cristina Kirchner alertando sobre los riesgos del bimonetarismo, mientras la brecha cambiaria llegaba al 130% en octubre pasado, entró en un impasse. Una vez que las aguas se calmaron y la brecha cambiaria volvió a la zona del 70% (CCL en $153), la prioridad vuelve a ser la próxima elección.

Fueron diez años de una política económica que marcaría a fuego a varias generaciones y cuyos efectos aún perduran.

Una reforma económica inédita, aunque luego terminó luego en otra crisis. La corrupción, su detención y una senaduría para protegerse.

Se identifica con la convertibilidad, las privatizaciones, la apertura económica y el endeudamiento. Llegó por ensayo y error y se convirtió en el símbolo de una época.

Con Cavallo de ministro, Menem impulsó una transformación sin precedentes: convertibilidad, baja inflación, deuda y privatizaciones de alto costo social.

Para coordinar expectativas se requiere un programa robusto y un gobierno creíble que pueda convencer de que el plan será instrumentado. Pero robustez y credibilidad brillan por su ausencia

El ministro de Economía fijó un precio del dólar mayorista para fin de año. Resurge el riesgo del atraso cambiario.

Había que elegir un chivo expiatorio de la inflación, que en enero trepó al 4% por segundo mes consecutivo y con fuerte incidencia de los precios de alimentos. Nada mejor para el oficialismo que apuntar a los productores agropecuarios. De ahí la amenaza de Alberto Fernández, en el reportaje con Página 12, de subir retenciones o imponer cupos de exportación a la carne vacuna, "si no entienden que no pueden trasladar los precios internacionales" al mercado interno. "No estoy contra el campo, estoy a favor de la mesa de los argentinos" sentenció, al estilo de Néstor Kirchner.

Página 3 de 116

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…