Viernes, 17 Diciembre 2021 14:18

En la previa de la elección de la UCR, Yacobitti festejó su cumpleaños en la parrilla de Daniel Vila - Por Beto Valdez

Escrito por

El miércoles por la noche, Emiliano Yacobitti festejó sus 46 años en una de las parrillas de moda, Roldan, propiedad del empresario Daniel Vila. Las presencias más rutilantes fueron Enrique Nosiglia, Daniel Angelici, el ministro porteño Marcelo D´Alessandro y el procurador Juan Bautista Mahiques. 

Para muchos se trata del hombre del momento. Emiliano Yacobitti, el monje negro del radicalismo porteño festejó el miércoles por la noche sus 46 años en una fiesta que se transformó en un evento político en la previa del plenario de delegados del Comité Nacional de la UCR para elegir a la nueva conducción partidaria. El jefe político del ala rebelde recibió a sus amigos y conocidos en “Roldan”, una de las parrillas de moda. 

Los participantes del evento destacaron que fue una fiesta concurrida pero tampoco tiró la casa por la ventana. “Yaco es muy austero, pero decidió hacer su festejo en una fecha complicada por la proximidad de la fiesta”, comenta un dirigente radical porteño. Eligió la parrilla de Daniel Vila en Avenida Figueroa Alcorta antes de llegar a Dorrego. El lugar gastronómico lo pusieron de moda los amigos del empresario que suelen juntarse en el VIP. Luis Barrionuevo, Sebastián Eskenazi, el expresidente de River, Rodolfo D’Onofrio; Claudio Belocopitt, de Swiss Medical, el jefe de Pampa Energía, Marcelo Mindlin y hasta suele concurrir Marcelo Tinelli.

En esta oportunidad los protagonistas del evento fueron los radicales porteños que también se han puesto de moda. El lugar elegido no fue el VIP, sino al aire libre cuidando las distancias al lado de la pista de equitación que tiene el complejo. Pese a la complicación de la fecha que además coincidió con la actividad parlamentaria en la Comisión de Presupuesto, el “hombre fuerte” de la UCR porteña demostró su poder de convocatoria entre sus correligionarios, gente de la Justicia y de los medios de comunicación.

Las presencias más rutilantes fueron su principal aliado Martín Lousteau, Daniel Angelici y sobre el final del festejo también se hizo presente el enigmático Enrique Nosiglia junto a su esposa Nina Ciarlotti. “La foto que se perdieron los fotógrafos”, decía con ironía uno de los presentes en referencia a conseguir una selfie del homenajeado con el expresidente de Boca Juniors y el Coti.

Nosiglia se hizo esperar, su llegada tarde generó previamente todo tipo de especulaciones sobre algunos cortocircuitos entre uno de los fundadores de la Junta Coordinadora Nacional y el cumpleañero. Según trascendió en fuentes de radicales, el Coti no avaló una medida tan contundente como partir el bloque de la UCR, estrategia que fue implementada por Yacobitti y Lousteau sin su consentimiento. “Estos demuestra que nosotros somos Evolución y no el nosiglismo”, dicen en el entorno del senador porteño.

De todas formas, en las charlas entre los correligionarios presentes había una nítida coincidencia: ninguno de ellos quiere que se fracture el radicalismo. Saben que Gerardo Morales hoy va a ser elegido como el nuevo presidente de la UCR, pero apuntan a que se arme una Mesa Directiva donde Yacobitti y Lousteau estén presentes como sector interno. “Sabemos que haber pateado el tablero nos generó un costo político y la pérdida de delegados en el Comité Nacional pero no nos quedaba otra para porque nos estaban ninguneando”, dice un referente del sector.

La fiesta del jefe del radicalismo rebelde se caracterizó por la presencia de correligionarios amigos y aliados. Además de Angelici, también estuvo el legislador porteño Martín Ocampo, el ministro de Justicia y Seguridad porteño, Marcelo D'Alessandro, el presidente del Banco Ciudad, Guillermo Laje, y el primo y principal operador de Lousteau, el socialista Roy Cortina. La mayoría de los funcionarios larretistas invitados no pudieron participar porque estaban participando de un “retiro espiritual” de los habituales del PRO.

Entre los hombres de la justicia llamó la atención la presencia del procurador de la Ciudad de Buenos Aires, Juan Bautista Mahiques, uno de los blancos preferidos de Cristina Fernández de Kirchner. Y por las responsabilidades parlamentarias tuvieron que faltar a la cita los diputados más alineados con Yacobitti, Martín Tetaz, Rodrigo De Loredo y Danya Tavela. El que movía a gusto era un hombre de la casa, Gabriel Hochbaum, gerente de Relaciones Institucionales del Grupo América y mano derecha de Vila.

Alberto “Beto” Valdez

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…