Miércoles, 05 Enero 2022 13:38

Cumbre clave: las grandes sorpresas que le llevará Martin Guzmán a los gobernadores - Por Carlos Arbía

Escrito por

Las propuestas que llevará el ministro de Economía estarán matizadas con algunos pedidos que pueden llegar a generar problemas a futuro 

En la reunión de hoy en la Casa Rosada es muy probable que el ministro Martin Guzmán sorprenda a los gobernadores con varias propuestas y también con pedidos que pueden llegar a generar problemas en el futuro. 

En primer lugar, hay que destacar que el ministro lleva proyecciones económicas para el 2022 que dejan de lado el Proyecto de Presupuesto 2022 que fue rechazado por la oposición en el Congreso el año pasado. De acuerdo a lo que pudo saber iProfesional, los objetivos macroeconómicos que llevaba ese proyecto de han modificado por presión del staff del FMI. En particular los llamados criterios de desempeño para fijar las metas de un nuevo acuerdo con el FMI. Estos son el déficit fiscal, la evolución de las internacionales y la emisión monetaria.

En ese aspecto hay que señalar que la proyección de inflación para este año habría pasado al 40 por ciento frente al 33% planteado en septiembre, pero lejos del 50 por ciento anual que estiman la mayoría de las consultoras y bancos. Para diciembre de 2021 el promedio que proyectan las consultoras se ubica muy cerca del 4 por ciento mensual. Se trata de un año complejo para la inflación porque habrá descongelamiento de tarifas, también importantes correcciones en el precio de los combustibles y la inercia inflacionaria que deja la elevada emisión de la segunda mitad de 2021 mantienen las expectativas arriba del 50%.

Para fijar una pauta de la inflación será importante el acuerdo de precios que está negociando el secretario de Comercio Roberto Feletti con las empresas por un lado y que necesitará del respaldo sindical por otro para hacer que los salarios reales crezcan dentro de un horizonte de previsibilidad. Se solicitará un acuerdo de precios y salarios que coordine expectativas y que debería firmarse antes del 7 de enero próximo. Este será uno de los datos que Guzmán les presentará a los gobernadores como parte de la propuesta que le enviará al FMI en los próximos días.

Sin dudas la mayor sorpresa que les llevará Guzmán a los gobernadores es el cambio de estrategia en la renegociación del acuerdo con el FMI y la intención del gobierno de Alberto Fernández de no pagar los vencimientos de deuda con el FMI hasta que no se cierre la negociación de un nuevo acuerdo. En el año vencen unos 18.000 millones de dólares y el Gobierno pretende no solo no pagarlos si no hay un nuevo acuerdo firmado, sino que también quiere que se le vuelvan a reembolsar el equivalente a unos u$s4.300 millones que recibió por la ampliación de la ayuda del FMI y que fue utilizado para pagar los vencimientos de septiembre y diciembre del año pasado.

Es muy probable que Guzmán anuncie a los gobernadores que si hay un nuevo acuerdo con el FMI el mismo será muy reducido y el único objetivo que tendrá será evitar un default con el FMI antes del 31 de marzo próximo y luego seguir negociando. Esto implica, si se trata de un acuerdo corto, que será también el próximo presidente que emerja luego de las elecciones de presidenciales del 2023 el que seguirá negociando con el FMI. Algo que seguramente sorprenderá a varios gobernadores del oficialismo muchos de los cuales se podrían postular en el futuro.

Se demora el acuerdo con el FMI

Por lo que pudo investigar iProfesional, las negociaciones con el FMI están frenadas por la resistencia técnica y geopolítica del gobierno de Joseph Biden de firmar cualquier tipo de acuerdo si la Argentina no se compromete a reducir su déficit fiscal de 3,5 puntos del PBI computados en el 2021 a déficit cero en el 2025. Hay un diagnóstico compartido que es que Argentina tiene un problema estructural para conseguir divisas y es necesario cambiar la matriz productiva para incrementar las exportaciones.

Los analistas de bancos de Wall Street explican en sus informes que el gobierno americano le exige a la Argentina un plan de ajuste económico y también quiere que la diplomacia argentina se aleje de las ambiciones de China en América Latina y sea más equidistante de la agenda ideológica de Bolivia, Cuba, Nicaragua y Venezuela. Por esos motivos el presidente de los Estado Unidos Joseph Biden ordenó extrema cautela a los funcionarios del Tesoro americano también del FMI a la hora de renegociar el acuerdo.

Al parecer desde Washington le habrían manifestado al embajador argentino Jorge Arguello que no están a favor de las relaciones bilaterales que el gobierno argentino tiene con el régimen chino, y tampoco están de acuerdo que Argentina se una a Cuba, Venezuela y Nicaragua para lograr que Alberto Fernández obtenga la presidencia de la CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe).

Esos informes para los clientes inversores señalan que Joe Biden ordenó a la secretaria del Tesoro Janet Yellen que siga de cerca la negociación de la Argentina y el FMI. Pero la secretaria del Tesoro no acepta por ahora el programa presentado por Guzmán al FMI.

También puntualizan que hay resistencia de la secretaria del Tesoro, Yanet Yellen, y de Jake Sullivan, consejero de Seguridad Nacional de Biden. El Tesoro americano quiere que Argentina haga una fuerte reducción del déficit fiscal, pero el gobierno argentino no está dispuesto a hacer un ajuste fiscal reduciendo el gasto. El jueves pasado en Chapadmalal el presidente Alberto Fernández manifestó que: "No voy a ajustar, no voy a achicar el déficit fiscal de una. Será un proceso que evite estrangular el crecimiento económico que tuvimos en 2021″. "No quiero un ajuste económico y voy a honrar una deuda que contrajo otro presidente. Esa es mi estrategia de negociación", Es probable que esta explicación sea otra parte de la presentación de Guzmán ante los gobernadores.

Desde el Gobierno argentino también existe disconformidad. En particular por el resultado de la investigación que presentó el FMI de la concesión del crédito por u$s57.000 millones del FMI al gobierno de Mauricio Macri a la que consideran bastante light. "Ese crédito stand by fue otorgado por orden de Donald Trump, quien manejó a su antojo al directorio del FMI para darle el crédito a su amigo Mauricio Macri y eso no figura en el informe que presentó el organismo sobre el otorgamiento del crédito", manifestaron fuentes del Gobierno argentino.

Tal vez por esos motivos Guzmán les adelante a los gobernadores una modificación en la estrategia de negociación con el FMI que se decidió la semana pasada en una cena el miércoles la semana pasada que tuvieron el presidente Alberto Fernández y Guzmán en Olivos. La intención hasta fines de noviembre era que el nuevo acuerdo con el FMI fuera por lo menos a 10 años y que a través de una nueva cláusula Argentina sumara al crédito de Facilidades Extendidas todas los pedidos que se realizaron en la reunión del G20 de Roma.

Entre estos puntos estaban una reducción a los sobrecargos que pagan los países deudores, acceder al futuro Fondo de Resiliencia y obtener millones de dólares en Derechos Especiales de Giro (DEG) que pertenecen a las naciones más ricas. Pero por ahora esa negociación no ha prosperado. Con respecto a la devolución de los DEGs que el país ya le pagó al FMI no hay acuerdo todavía, del mismo modo que no la hay respecto de las metas macroeconómicas. Lo otro acordado es que no habrá misión del Fondo al país en las próximas semanas ya que de acuerdo a informan fuentes cercanas al equipo económico se está trabajado de forma virtual con el staff del FMI todos los días.

Fuentes cercanas a Guzmán explicaron que falta seguir trabajando para lograr el consenso suficiente para que prospere la iniciativa del ministro y del Director del Cono Sur en el FMI, Sergio Chodos, para que el organismo revise su política de sobrecargos en las tasas de interés. En este sentido hay que destacar que el directorio del FMI todavía no votó sobre los sobrecargos y debería hacerlo este año. En el caso de Argentina, implica intereses adicionales de hasta 1.000 millones de dólares al año.

Pero lo que se votó en el directorio del FMI en diciembre fue no cambiar la política de fondos precautorios en el balance del organismo. En el mercado financiero local y en Wall Street esto fue interpretado como una especie de rechazo a la propuesta de Guzmán. Porque esos fondos provienen de las sobretasas de interés. En lo que tuvo respaldo Guzmán internacionalmente fue en su iniciativa para que el organismo evaluara la creación de una nueva línea de crédito para países endeudados.

El Gobierno buscará apoyo en los gobernadores para que respalden la pautas en la renegociación del acuerdo con el FMI que les planteara el ministro. Hay que aclarar que no se sabe que pasara con las proyecciones del Plan Plurianual que el ministro se comprometió a presentar al FMI para lograr un Acuerdo de Facilidades Extendidas a 10 años que en lugar del actual stand by firmado por Mauricio Macri en julio del 2018 ya que la posibilidad de firmar un acuerdo de estas características no estaría en la agenda del gobierno que prefiere un acuerdo más corto y sin tantas condicionalidades.

Carlos Arbía

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…