Domingo, 16 Enero 2022 07:42

La trama detrás del escándalo de Luana Volnovich: internas en La Cámpora y un posible sucesor que da vueltas por el PAMI - Por Federico Mayol

Escrito por

Según la Casa Rosada, la funcionaria no avisó que se iba a México de vacaciones. Hay malestar con ella y rumores de reemplazo. 

Lo de Luana Volnovich y su pareja Martín Rodríguez -número dos del PAMI- de vacaciones en el caribe mexicano fue una “sorpresa” y una “imprudencia” que no le cayó nada bien al Presidente, según dijeron los funcionarios que lo rodean. El caso de Jorge Ferraresi, que veranea desde principio de año en Cuba junto a su familia, no mereció mayor atención: los pasajes a la isla estaban a punto de vencer, el ministro de Hábitat y Desarrollo Territorial le preguntó a Alberto Fernández si podía viajar, y fue autorizado sin ningún reparo. 

Así fue el relato. La energía del equipo de colaboradores presidenciales que esta semana le hizo frente al calor en Casa Rosada estuvo concentrada, en medio de la polémica, en una cerrada defensa de Ferraresi, un funcionario cada vez más cercano a la “mesa política” que rodea a Fernández.

Por el contrario, para Volnovich y Rodríguez, dos integrantes de las altas esferas de La Cámpora, no hubo contemplaciones: en la Casa Rosada se encargaron de resaltar, después de que se filtraran las imágenes del veraneo en Holbox, una de las islas del Caribe mexicano, que el Presidente no se había comunicado con la titular del PAMI, y que no había “comentarios” para hacer en torno a la continuidad de la funcionaria al frente del organismo, una de las cajas más apetecibles de la administración central. Fue lo que contestó Gabriela Cerruti, la portavoz de la Presidencia, ante la consulta de Clarín en su habitual conferencia de los jueves.

Antes del escándalo por su viaje, Volnovich, licenciada en Ciencias Políticas de la UBA, con una especialización en Control y Gestión de Políticas Públicas en FLACSO y elegida por la agrupación liderada por Máximo Kirchner para dedicarse a los temas previsionales, ya había tenido un fin de año turbulento.

Nadie supo identificar el origen de los trascendidos, pero durante semanas, después de las elecciones de noviembre y de que el entorno presidencial recobrara cierta iniciativa política, Volnovich fue blanco de una andanada de versiones que la daban con un pie afuera del PAMI. Una información mucho más cercana al deseo de un sector del Frente de Todos que a la realidad accionaria de la coalición de gobierno.

El viaje a la isla de moda en la península de Yucatán volvió a reavivar las internas. Y alimentó, según pudo reconstruir este diario, la fantasía de las cámaras que nuclean a los prestadores de la obra social de los jubilados y pensionados -en especial, los que tienen intereses en el Gran Buenos Aires- que, según ventilan, nunca fueron recibidos en estos dos años de gestión, no se les aumentaron las prestaciones según la inflación y tampoco se les renovaron las internaciones domiciliarias.

“En estos años (de pandemia) dimos medicamentos gratis, la gestión en las residencias fue buena, estamos avanzando en las prestaciones. En salud es todo muy difícil, y la industria farmacéutica no es fácil”, aseguran desde el PAMI.

En medio de esa disputa que sacude al organismo desde hace décadas, y que para colmo ahora acumula viejas-nuevas rencillas entre La Cámpora y la Casa Rosada, apareció un histórico dirigente del kirchnerismo que, según las fuentes consultadas, merodea desde hace al menos dos meses la obra social.

Se trata de Luciano Di Césare, un fanático de los lápices de grafito de origen alemán Staedtler revestidos en amarillo y negro -en su antigua oficina había enmarcado la imagen de uno de ellos en tamaño gigante- que dirigió el PAMI durante buena parte de las administraciones K después de trabajar junto a Néstor Kirchner en Santa Cruz, y que mantuvo un estrecho vínculo con Héctor “El Chango” Icazuriaga, uno de los ex jefes de la ex SIDE.

Según los registros oficiales, Di Césare, que también tuvo varias visitas a los tribunales de Comodoro Py, asesora al bloque K en la Cámara baja: es planta temporaria.

Federico Mayol

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…