Viernes, 11 Marzo 2022 08:06

El kirchnerismo prepara una embestida contra la Corte en el Senado - Por Gustavo Ybarra

Escrito por

Para los seguidores de Cristina Kirchner el fallo que declaró inconstitucional la conformación del Consejo de la Magistratura “roza el golpe institucional” 

Luego de hostigar por más de un año al procurador interino, Eduardo Casal, el kirchnerismo apuntará ahora sus cañones en el Congreso contra los miembros de la Corte Suprema de Justicia, señalados por la vicepresidenta Cristina Kirchner como socios de Mauricio Macri de la persecución judicial que esgrime en su contra. 

La ofensiva tendrá como escenario el Senado y la excusa será el tratamiento del proyecto de reforma del Consejo de la Magistratura que el Poder Ejecutivo envío al Congreso luego de que, en diciembre último, el máximo tribunal declaró inconstitucional la actual conformación del organismo encargado de seleccionar y juzgar a los jueces.

El embate kirchnerista tendrá como eje demostrar que los jueces de la Corte se excedieron en sus facultades al declarar inconstitucional en su totalidad la ley sancionada en 2006, impulsada por Cristina Kirchner cuando era senadora y primera dama.

“Lo que hizo la Corte Suprema es algo inédito, la verdad que roza el golpe institucional”, sentenció la vicepresidenta del bloque oficialista del Senado, Anabel Fernández Sagasti (Mendoza), adelantando la línea argumental que seguirá el kirchnerismo.

La dirigente de La Cámpora, de trato periódico con Cristina Kirchner, fue más allá y redobló sus críticas a los magistrados. “Es una ley que existía hace 16 años y nunca la Corte Suprema ha dictaminado la inconstitucionalidad de toda una ley; la inseguridad jurídica de los jueces nombrados es preocupante”, agregó la senadora mendocina.

Además de anular la norma redactada por la ahora vicepresidenta, el tribunal supremo condicionó al Congreso a que “en un plazo razonable” dicte una nueva ley y fijó un plazo perentorio de 120 días para que el Consejo vuelva a la integración que tenía antes de la ley que lo reformó en 2006 con la advertencia de que, de no hacerlo, sus actos serán declarados nulos. Ese período vence el 20 de abril.

La cabecera del debate en el Senado del proyecto del Poder Ejecutivo será la Comisión de Asuntos Constitucionales, que desde la semana pasada preside el oficialista Guillermo Snopek (Jujuy). Peronista tradicional y acérrimo enemigo del gobernador radical Gerardo Morales -del que, además, es su cuñado-, el jujeño fue mencionado el año pasado como integrante del grupo de senadores oficialistas que amenazaba con romper el bloque en disidencia con el kirchnerismo.

También participará de la discusión la Comisión de Justicia y Asuntos Penales que este miércoles, a las 15, celebrará su reunión constitutiva. Como ocurrió durante los últimos dos años, su presidente será el neuquino Oscar Parrilli, habitual brazo ejecutor de las jugadas políticas diseñadas por Cristina Kirchner.

Todo indica que el proyecto podría comenzar a discutirse la semana próxima en un plenario de las dos comisiones. Sin embargo, el oficialismo buscará convertir el debate en una tribuna para embestir contra la Corte.

“La discusión del proyecto va a quedar en un segundo plano, al kirchnerismo sólo le interesa usarlo como excusa para demostrar que la Corte se excedió en sus facultades”, le confió a este diario un senador de extracción peronista que se encuentra al tanto de la maniobra que plena el sector oficialista que responde a la vicepresidenta.

Al respecto, una fuente del oficialismo aseguró que la idea es convocar a juristas y constitucionalistas que avalen la teoría del kirchnerismo sobre el supuesto accionar irregular de la Corte Suprema.

El uso de las comisiones legislativas para constituir prueba en contra de sus rivales políticos es una de las herramientas preferidas de la vicepresidenta. Lo demuestran las acciones realizadas en las bicamerales de Inteligencia, contra Mauricio Macri por el espionaje ilegal, del Ministerio Público Fiscal, con los embates contra el procurador interino Casal.

En este caso, la jugada apuntaría a terminar en una recomendación de las comisiones, en las que el kirchnerismo tiene amplia mayoría, para impulsar el juicio político de la Corte en la Cámara de Diputados.

Gustavo Ybarra

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…