Lunes, 27 Junio 2022 08:11

En medio de la pelea con Cristina, el Gobierno giró $ 77.000 millones extra al programa que los piqueteros piden ampliar - Por Bernardo Vázquez

Escrito por

Pasó a tener un presupuesto de más de $ 300.000 millones. La Tarjeta Alimentar también sumó más recursos y hubo un nuevo incremento en los subsidios energéticos y en los fondos de Aerolíneas Argentinas. 

Antes del fin del primer semestre, el Gobierno ya tuvo que ajustar los números del presupuesto y asignar fondos extra a partidas presupuestarias que habían quedado desactualizadas frente a la suba de inflación. Uno de esos programas es el Potenciar Trabajo, que se encuentra en pleno foco de conflicto entre organizaciones piqueteras que reclaman más cupos y el Ministerio de Desarrollo Social que los viene negando. 

En las últimas horas se acreditó una transferencia de $ 77.000 millones al programa, que va en línea con la ampliación del presupuesto de prórroga que autorizó el ministro de Economía Martín Guzmán. Así, los fondos totales del Potenciar Trabajo pasaron a ser de $ 227.100 millones a $ 304.825 millones, un plus que representa un aumento del 34%, algunos puntos por encima de lo que cerrará la inflación de este primer semestre.

La decisión se tomó frente a la inminente cobertura de todo el presupuesto destinado en 2022, que a lo sumo iba a alcanzar para completar agosto. Teniendo en cuenta que a la fecha el programa ya demandó $ 147.997 millones, el ministro Juan Zabaleta ahora tiene margen para actualizar los montos que paga el Potenciar Trabajo, que por ejemplo prevé una suba de $ 19.450 a $ 22.770 cuando se paguen los salarios de junio.

En lo que va del año, el Potenciar Trabajo viene costándole al Gobierno a razón de $ 850 millones por día, que administra Emilio Pérsico, secretario de Economía Social y principal dirigente del Movimiento Evita, que precisamente recibe unos 150.000 planes que paga el Estado a través del programa.

Fue Cristina Kirchner la que a principios de semana puso la mira en cómo se gestiona el reparto de planes desde la Casa Rosada. "Mamita, si Evita viviera...", deslizó, en una crítica a los beneficios que controla el movimiento, y también hacia el resto de las organizaciones sociales, poco después de que se conociera que el Polo Obrero les cobra a sus 60.000 afiliados, un cánon del 2% de lo que perciben por el plan, es decir, a razón de $ 390 por mes. En total, esa "contribución" representa un ingreso de $ 23,4 millones mensuales.

La Tarjeta Alimentar, también en alza

En paralelo al aumento en los recursos del Potenciar Trabajo, el Gobierno también acreditó más fondos en el programa Políticas Alimentarias, que se encarga de la distribución de la Tarjeta Alimentar y también depende del Ministerio de Desarrollo Social.

A cargo de la secretaria de Inclusión Social, la camporista Laura Valeria Alonso, Políticas Alimentarias pasó de $ 248.740 millones de presupuesto a $ 330.761 millones, es decir, tuvo una inyección de $ 82.021 millones. En el primer semestre, el programa ya gastó $ 167.409 millones, el equivalente a $ 950 millones por día. Es decir, en ayuda social, sumando el Potenciar Trabajo, acumulan unos $ 1.800 millones de gasto cada 24 horas.

Las dos áreas juntas agrupan el 91,5% del presupuesto de todo el ministerio, unos $ 635.586 millones sobre un global de $ 694.485 millones. El resto de los recursos ministeriales se reparten en programas más chicos de asistencia. Por ejemplo, en este último lote de recursos que transfirieron a Desarrollo Social hay fondos previstos para dotar de anteojos a aquellos menores que tienen dificultades para leer y no pueden acceder a la compra de lentes.

Más subsidios a la energía

Otras áreas que fueron dotadas de más fondos en la reciente reasignación de partidas se encuentran bajo la órbita de las denominadas "Obligaciones a cargo del Tesoro" y también a la Secretaría de Energía.

La ex Enarsa, rebautizada Ieasa, foco de la controversia por la construcción del gasoducto Néstor Kirchner que derivó en la salida de Matías Kulfas como ministro de Desarrollo Productivo, recibió un plus de $ 165.000 millones para cubrir todo el año, pasando de $ 141.892 millones a $ 306.892 millones.

También hubo una inyección a los subsidios energéticos desde el Ministerio de Economía, con $ 460.000 millones extra destinados al programa "Formulación y Ejecución de la Política de Energía Eléctrica, que ya trepó hasta el 1,1 billón de pesos en fondos previstos para todo el año.

Aerolíneas Argentinas también tuvo una pequeña actualización en su presupuesto, pasando de $ 63.551 millones a $ 72.908 millones, exactamente $ 9.357 millones extra a los recursos con los que contaba originalmente.

Bernardo Vázquez

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…