Miércoles, 29 Junio 2022 11:56

Cristina Kirchner tendrá su acto para recordar a Perón y en la CGT ahora dudan de hacer otro con Alberto Fernández - Por Federico Mayol

Escrito por

El Presidente había organizado un evento con la CGT, pero en la central sindical no todos están de acuerdo con hacerlo. La vicepresidenta, en cambio, hará el sábado una recordación de Perón con el PJ bonaerense. 

Una puesta en escena el viernes y la otra el sábado. Por separado, Alberto Fernández con la cúpula de la CGT y Cristina Kirchner con la del PJ de la provincia de Buenos Aires, el Presidente y la Vicepresidenta iban a encabezar con 24 horas de diferencia sus propios actos por el aniversario de la muerte de Juan Domingo Perón. Una radiografía perfecta del estado actual de situación de la pareja gobernante. Pero incluso esa organización que simboliza las diferencias en la fórmula presidencial comenzó a tambalear en las últimas horas, cuando en la propia CGT floreció una interna y el acto con el Presidente quedó virtualmente suspendido. 

Según confirmaron a este diario fuentes de su entorno, la ex Presidenta pidió postergar al sábado el encuentro que tendrá lugar en Ensenada, en el corazón del Gran Buenos Aires, y que en principio estaba previsto para el viernes. Lo hizo para no superponerse con la actividad de la central obrera en la sede de la calle Azopardo, con la presencia del jefe de Estado, para la cual el Gobierno ya había girado las invitaciones.

"Cristina pidió postergarlo un día más con la bondad que la caracteriza", ironizaron fuentes del kirchnerismo, aunque destacaron seriamente la decisión de la vice de mudar al fin de semana el evento que ya estaba diagramado para este viernes 1 de julio, aniversario de la muerte de Perón. El evento contará con la presencia de Máximo Kirchner, jefe de La Cámpora y presidente del PJ bonaerense; del gobernador Axel Kicillof, y del anfitrión, el intendente Mario Secco, entre otros dirigentes del peronismo provincial.

El jefe comunal de Ensenada será el orador de bienvenida. El cierre estará a cargo de la ex Presidenta que, como publicó este diario, aparecerá mucho más seguido en eventos públicos.

En el caso del Presidente, fue invitado el viernes, según trascendió, por Héctor Daer, como el orador principal del acto en el edificio de la calle Azopardo.

A última hora de este martes surgieron sin embargo una serie de trascendidos en torno a la posible cancelación de la cumbre del viernes. “Suspendido”, le avisaron a este diario desde un sector de la cúpula sindical mientras se desarrollaba una reunión de la mesa chica cegetista. En Casa Rosada activaron entonces conversaciones urgentes frente a las versiones: resaltaron que, hasta ahora, la invitación seguía en pie. Las gestiones se multiplicaban entrada la noche.

Las dos puestas en escena vuelven a exhibir el grado de descomposición entre los principales socios de la coalición de gobierno. La última vez que Fernández y Cristina Kirchner se mostraron en público fue el viernes 3, en el centenario de YPF: hacía tres meses que no aparecían juntos ni se hablaban, y la Vicepresidenta aprovechó el escenario de Tecnópolis para reprocharle al jefe de Estado por el rumbo de la gestión económica.

Al otro día, renunció Matías Kulfas.

"Festival de importaciones"

En Tecnópolis fue la primera vez que la ex Presidenta mencionó el "festival de importaciones" como una de las explicaciones de la escasez de dólares, un término que luego reflotó en el acto de hace dos lunes de Avellaneda, en el plenario de la CTA.

El vínculo entre el Presidente y la ex jefa de Estado está quebrado por completo, y ya nadie aventura que puedan volver a compartir un escenario, al menos en el corto plazo. Los eventos de este viernes y sábado son una muestra de ello.

En el caso de Fernández, todavía busca sostenerse políticamente en buena parte de la cúpula de la CGT, a pesar de que ahora su principal base de sustentación está concentrada en el Movimiento Evita, en pie de guerra con el kirchnerismo.

Sin embargo, Cristina Kirchner definió en los últimos días ampliar sus conversaciones cotidianas, e incluyó a Daer entre sus contertulios: recibió al jefe de la central obrera en el Senado, 24 horas después de encontrarse con Carlos Melconian, uno de los economistas de referencia de la oposición, en la casa de uno de sus colaboradores.

El futuro de la ex mandataria de cara al 2023 todavía es una incógnita, al igual que el de Fernández, que insiste con la posibilidad de buscar la reelección. Pero lo cierto es que Cristina Kirchner está decidida a resguardar su capital político especialmente en la provincia de Buenos Aires. Es la misma estrategia que su hijo Máximo, que desde que fue oficializado como jefe del PJ provincial y renunció a la jefatura del bloque del oficialismo en Diputados se concentró en el Conurbano bonaerense.

Con esa lógica política, y ayudado por la falta de conducción presidencial, el jefe de La Cámpora empezó a arrastrar con cada vez más concurrencia a funcionarios y dirigentes que hasta hace un par de meses defendían con vehemencia a Fernández, como Gabriel Katopodis, Juan Zabaleta o Victoria Tolosa Paz. No los une el amor, sino el instinto de supervivencia.

Federico Mayol

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…