Miércoles, 10 Agosto 2022 12:49

Cuál es el objetivo que busca Mauricio Macri antes de definir si juega el "segundo tiempo" - Por Beto Valdez

Escrito por

Mauricio Macri ocupa nuevamente su centralidad política y plantea sus prioridades. En primer lugar, quiere ordenar al PRO en términos ideológicos. Quiere recuperar la épica fundacional y evitar que la coalición opositora se abra a dirigentes que vienen del kirchnerismo. 

La cena organizada hace dos viernes por un grupo de dirigentes peronistas que se acercaron al PRO no solo provocó el malestar de Mauricio Macri por las supuestas críticas que hubo contra su figura, sino que además le sirvió para retomar su objetivo de recuperar la “pureza ideológica” del partido que fundó y trasladarla al seno de Juntos por el Cambio. “Desde hace tiempo Mauricio viene insistiendo sobre la necesidad de volver a la esencia original y no temer a pararse en el ideario liberal”, dice un allegado al expresidente en obvia alusión a Horacio Rodríguez Larreta y a la mayoría de la dirigencia de la UCR. 

Este año Macri volvió a full y recuperó su centralidad política en muy poco tiempo, demostrándole a los que el año pasado soñaban con jubilarlo que está vigente y decidido a ser el gran armador de JxC o eventualmente lanzar sus aspiraciones de un "segundo tiempo". “El año pasado decidió cederle el protagonismo a Horacio y al resto de la dirigencia de la coalición y considera que el balance fue negativo, más allá del triunfo electoral”, aclara un dirigente que ha vuelto a frecuentarlo.

El extitular de Boca se ha replanteado su propio enfoque ideológico y considera que fue un error haber optado por el gradualismo durante su estadía en la Casa Rosada. Ahora se ha transformado en el jefe de “los halcones” porque considera que ya no hay margen para la moderación y los consensos con dirigentes que vienen del kirchnerismo.

“No sabe aún si se va a presentar el año que viene, pero primero quiere ordenar el espacio en términos de un posicionamiento ideológico más parecido a lo fundacional”, agrega un diputado que conversó en los últimos días con el expresidente. “Su gran discrepancia con Horacio y Gerardo Morales es que no está de acuerdo con abrir la coalición a cualquiera por el simple hecho de sumar, tampoco le gusta la idea del 70% porque significa ceder en nuestras posturas y objetivos”, agrega el legislador.

Evidentemente Macri se siente más cerca ideológicamente de Javier Milei que de los radicales, sobre todo si se refiere a Morales. Seguramente mañana se notará en su rostro su afinidad con los sectores liberales cuando visite en Rosario las instalaciones de la Fundación Libertad, el think tank de centro derecha de los Bongiovani. Ahí Mauricio juega de local. Mientras tanto, economistas cercanos al jefe de Gobierno porteño y al gobernador jujeño están preparando un plan que piensan presentar en octubre y por lo que ha trascendido es probable que no sea del paladar del expresidente.

La posibilidad de un Macri compitiendo una vez más en elecciones presidenciales es un escenario que preocupa no solo a Rodríguez Larreta, también afecta a Patricia Bullrich. Ambos contendientes tienen claro que sus proyectos presidenciales dependen del fundador del PRO: si decide jugar o elige al candidato que termine enfrentando probablemente al radical Facundo Manes.

Igual en la UCR están más pendientes de la interna del partido amarillo que de la propia. A la amplia mayoría de la dirigencia del radicalismo no les causa ninguna gracia el rol protagónico de Macri, sobre todo si llega a haber "segundo tiempo". Eso explica porque muchos empiezan a mirar cada vez con más simpatía a la figura del jefe de Gobierno porteño.

“Nos sentimos más cerca de Horacio en términos ideológicos y de estilo político, además Mauricio no nos quiere y nosotros estamos lejos de su postura política actual”, reflexiona un vocero radical.

Alberto “Beto” Valdez

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…