Viernes, 30 Septiembre 2022 08:38

Presionado por los piqueteros y La Cámpora, Juan Zabaleta analiza dejar el Ministerio de Desarrollo Social - Por Federico Mayol

Escrito por

Además del desgaste de la gestión, buscaría recuperar poder en Hurlingham, donde era intendente y se metió la agrupación K. 

El presidente Alberto Fernández se encamina a tener que convalidar en las próximas semanas un nuevo cambio de Gabinete: el ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, analiza dejar su cargo el mes próximo para retomar sus funciones como intendente de Hurlingham. 

Así lo confiaron a este diario fuentes oficiales. Aseguraron, sin embargo, que todavía no están resueltas las negociaciones entre el funcionario y La Cámpora, la organización liderada por Máximo Kirchner que está al frente del municipio del Gran Buenos Aires desde agosto del año pasado, cuando Zabaleta se tomó licencia para asumir como ministro en reemplazo de Daniel Arroyo.

Desde ese momento, Damián Selci, un dirigente del camporismo, se hizo cargo de Hurlingham -la mayor injerencia la tiene Martín Rodríguez, número dos del PAMI e integrante de la agrupación kirchnerista-, y el vínculo con Zabaleta quedó siempre muy tirante.

De hecho, en las últimas semanas el conflicto político entre las partes se agravó por negociaciones cruzadas en el concejo deliberante local.

Hace rato que Zabaleta planea volver al municipio, pero el regreso empezó a tomar cada vez más forma en los últimos días: octubre estuvo en el calendario del distrito como el mes clave.

En el Frente de Todos dicen que la decisión es "inminente".

Suena el reemplazo

Incluso, ya circula con fuerza el nombre de otro intendente bonaerense en licencia que ahora trabaja junto a Sergio Massa en el Ministerio de Economía: se trata de Ariel Sujarchuk, de Escobar, que tiene línea directa con Cristina y Máximo Kirchner, y que antes pasó por la administración de la Hidrovía, con pocos pergaminos. También sonó Victoria Tolosa Paz, pero se bajó rápidamente de las versiones.

Sujarchuk ocupa actualmente la Secretaría de Economía del Conocimiento, y desde el Palacio de Hacienda resaltaron a este diario que no tienen información respecto de su pase a Desarrollo Social.

Consultados, en el edificio de la avenida 9 de Julio se limitaron a contestar que Zabaleta "está trabajando para resolver el diálogo con el frente piquetero". El funcionario trabaja hace meses en las auditorías de los planes sociales.

Es que, la última semana, la conflictividad social volvió a colarse en la agenda pública: el martes a la noche, por caso, los piqueteros del Polo Obrero acamparon frente a Desarrollo Social. Recién este jueves anunciaron que se mudarían a Trabajo.

Contacto con Máximo

Según pudo reconstruir Clarín, Zabaleta y el jefe de La Cámpora hablaron de Hurlingham en una conversación que mantuvieron hace unos 10 días, y no volvieron a tocar el tema. "No está resuelto", explicaron fuentes oficiales. Según trascendió, también se adeudaba una charla con el Presidente. Y lo más importante: el aval de Cristina Kirchner.

Lo cierto es que la relación entre el ministro y la organización conducida por Kirchner estuvo atravesada en el territorio en el último tiempo por una serie de tensiones vinculadas con la administración local, uno de los distritos que la agrupación siempre tuvo entre ceja y ceja. El tercero en discordia, el PRO, busca capitalizar la disputa con la candidatura de Lucas Delfino.

Como Jorge Ferraresi en Avellaneda o Gabriel Katopodis en San Martín, Zabaleta dedica parte de su tiempo y casi todos los fines de semana al distrito. Pero a diferencia de los ministros de Hábitat y de Obras Públicas, el de "Juanchi" es uno de los pocos municipios en los que "la orga" buscó plantar bandera con contundencia.

Por eso, el ministro de Desarrollo Social empezó a acelerar los tiempos, mientras La Cámpora en su versión municipal buscó atrasar su regreso. Para ganar tiempo.

El año pasado, en las elecciones de medio término, fue el único municipio que quedó enredado en una interna partidaria que enfrentó al ministro con la agrupación K. Al final, se acordó una lista de unidad, pero después de serios cortocircuitos.

El de Zabaleta, sin embargo, no sería el único caso de los ministros-intendentes que tienen previsto regresar a sus lugares de origen. Aún es una incógnita qué hará Gabriel Katopodis. En el caso de Jorge Ferraresi, la candidata en Avellaneda podría ser Magdalena Sierra, la jefa de Gabinete del municipio que además es su pareja.

La misma situación se presenta en la provincia de Buenos Aires, con un Frente de Todos que, a pesar del desembarco de Massa, sigue sumido en una crisis que tiene en alerta a todos los sectores de la coalición.

Se especula con que Martín Insaurralde y Mariano Cascallares, por mencionar solo a dos de los dirigentes de mayor peso en la política bonaerense, también volverían a sus distritos.

Federico Mayol

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…