Viernes, 14 Mayo 2021 12:44

Una declaración del Senado hueca de contenido - Por Gabriel Rubinstein

Escrito por Gabriel Rubinstein

El Senado viene produciendo declaraciones de contenidos épicos, pero lamentablemente, bastante falaces, o sencillamente irrelevantes.

Hace un tiempo atrás declaraba que no se le podía pagar los u$s 44.000 millones de deuda al Fondo Monetario Internacional (FMI) en 10 años, pero sí en 20. Los vencimientos anuales de deuda pública con privados (bonistas más organismos internacionales), promediarán unos u$s 14 mil millones en años venideros si se lograra un préstamo a 10 años con el FMI; y promediarían unos u$s 12 mil millones si se lograra uno a 20 años.

En el mejor de los casos, suponiendo en Argentina un gobierno bien responsable, lograríamos un superávit primario del orden del 3% del PIB dentro de algunos años, y con mucha suerte, podría ser mantenido en el tiempo (nuevamente, si un gobierno realmente responsable se hiciera cargo de macroeconomía del país).

Al restarle aproximadamente un 2% del PIB de intereses, quedarían para cancelar deuda, unos u$s 4 mil millones por año. Es decir, un 28% de los vencimientos, si con el FMI se lograra un préstamo a 10 años, o un 33% si se lograra a 20 años. En ningún caso alcanzaría para saldar las deudas, con lo cual gritar a los 4 vientos que no se puede pagar la deuda, es trivial, ampliamente sabido por "los mercados", el FMI, etc.

El superávit fiscal se requiere para lo que logran hacer todos los países del mundo "normales": "rollear" la deuda, es decir, ir a los mercados, y tomar deuda para pagar la que vence, bajando nominalmente poco o nada la deuda, que sí iría bajando sostenidamente respecto al PIB si el país lograra salir de su estancamiento secular.

Y ahora, el Senado le pide al ministro de Economía, Martín Guzmán, que la plata nueva del FMI (los u$s 4350 millones de DEG que llegarían en agosto), se use para afrontar los gastos Covid y no la deuda. Bravo por nuestros patriotas senadores !! Pero ni bien medite un poco en el tema, el lector podrá darse cuenta que es otra declaración hueca de contenido.

Veamos por qué:

1) El Gobierno debe proponer al Congreso los gastos Covid nuevos, y éste aprobarlos, y aprobar cómo quedaría el Resultado Primario. Nuestra consultora estima un déficit primario de $ 2.000.000 MM (aproximadamente 4,8% del PIB), incluyendo gastos derivados de la pandemia. Podría ser bastante menos, si en lugar de prevalecer el deseo de gastar todo lo que se pueda para mejorar la performance electoral ("La Cámpora"), prevaleciera cierta conciencia fiscal (Martín Guzmán).

2) De ese déficit una parte podría pagarse con nuevos bonos, tal vez $ 200.000 (implica rollover del 100% hasta diciembre, tanto de capital como de intereses), y el remanente, unos $1.800.000 MM se afrontaría con emisión monetaria.

3) Esta expansión de Base Monetaria se debe dar con independencia del uso que se le a los DEG del Fondo.

4) Si el uso es el originalmente previsto, de "fortalecimiento de reservas", los DEG quedarían en el BCRA (que aumentará su patrimonio neto en esa magnitud). Y la emisión del BCRA al Tesoro se computará como "Adelantos Transitorios".

5) Si el uso de los DEG va para el Tesoro, éste los recibirá contra una "Letra en Dólares del Tesoro Nacional". Los DEG se convertirán en dólares, que se venderán al BCRA, y que emitirá Base Monetaria contra ello.

6) En los 2 casos, habrá la misma emisión monetaria, y el BCRA tendrá la misma cantidad de reservas. La única diferencia, es que en el caso que los DEG quedaran en el BCRA, éste tendría un activo que se llamaría "Adelantos Transitorios", y en caso de que los dólares pasaran por el Tesoro antes de volver al BCRA, éste tendría un activo que se llamaría "Letra en Dólares del Tesoro Nacional". Estos activos, sean en pesos o nominados en dólares, que son deuda del Tesoro con el BCRA, seguramente nunca habrán de cobrarse y tendrían un valor "real" cercano a cero.

7) Otra cuestión es si Argentina le pagará o no al Club de Paris, y al FMI. Todos los esfuerzos están en que haya "aguante", y no se declare a Argentina en default hasta tanto no se cierre un acuerdo con el FMI, digamos a fin de este año o apenas despunte el 2022.

De modo que cuando el Senado pide "que los DEG se usen para pagos de la pandemia", es una falacia. No se pueden pagar esos gastos con DEG, sino con emisión de Base Monetaria. Y cuando pide que "no se paguen las deudas con reservas": OK, puede haber una negociación exitosa que evite el pago con reservas, o al menos la minimice. Lo cual depende básicamente de que las negociaciones con el FMI avancen rápidamente, lo cual dependerá básicamente, que Argentina asuma compromisos creíbles de baja del déficit fiscal persistente, hasta transformarlo en superávit fiscal.

Ahora bien, sería bueno que el Senado, que esta tan "declarante", defina si apoya una política así, de mejora fiscal continua y significativa. O si, por el contrario, pretende tener siempre las cuentas deficitarias, siempre alta inflación, y andar siempre de default en default.

Si definiera su postura en estos temas realmente importantes, en lugar de pronunciamientos de contenidos tan épicos como irrelevantes, muchos de los ciudadanos de este castigado país, estaríamos agradecidos.

Gabriel Rubinstein

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…