Domingo, 20 Febrero 2022 10:06

Guzmán hace los deberes: suba de tasas y tarifas, reducción de subsidios y aceleración del dólar - Por Carlos Arbia

Escrito por

Frente a las tensiones en la coalición de Gobierno, el ministro enviará antes del 1 de marzo al Congreso el proyecto de Ley con todos sus anexos 

Todos los movimientos financieros y las últimas declaraciones de funcionarios del FMI parecerían confirmar tanto en el mercado local y en Wall Street que está muy cerca el final de las negociaciones y la firma de un nuevo acuerdo con el Fondo hasta el 2034. Las recientes declaraciones de la directora gerente Kristalina Giorgieva y del director para el Hemisferio Occidental Ilan Golfiang del viernes dan la idea que el acuerdo se podría cerrar en las próximas días que restan de febrero. 

Frente a las tensiones políticas públicas en el seno de la coalición de Gobierno, el ministro de Economía Martín Guzmán enviará antes del 1 de marzo al Congreso el proyecto de Ley del acuerdo con todos sus anexos para despejar dudas de que el gobierno podría esconder algunas cláusulas confidenciales.

La grandes incógnitas son cómo se incorporarán las pautas fiscales y monetarias anunciadas por Guzmán que tiene como única alternativa incorporarlas en el Proyecto de Presupuesto 2022 y en las proyecciones económicas y financieras del 2023 y cuántos dólares le girará el FMI a la Argentina luego de la firma del nuevo acuerdo de refinanciación de la deuda de unos 45.000 millones de dólares que tomó el gobierno de Mauricio Macri en 2018.

Acuerdo con el FMI: reducción del déficit

Guzmán tendrá que explicar antes en el Proyecto de Presupuesto 2022 que envió al Congreso cómo hará para reducir el déficit fiscal primario y para bajar el ritmo de emisión monetaria. El jefe del bloque de senadores José Mayans se lo reclamó al representante ante el FMI Sergio Chodos, cuando lo recibió su despacho hace 15 días. En declaraciones radiales, Mayans manifestó que "tenemos que tener los detalles del acuerdo, para saber en qué compromiso vamos a meter al país".

Hoy el temor de una buena parte del Frente de Todos es que las revisiones trimestrales que haga el FMI obliguen a aumentar el ajuste si los pronósticos de crecimiento del ministro no se cumplen. Es lo que en el Congreso llaman "letra fina del acuerdo". Por otro lado, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner pidió que el proyecto entre primero por diputados para que luegó pase al senado.

Suba de tasas de interés

Pero lo importante es que el ministro Martin Guzmán ha comenzado a cumplir con parte de las cosas que le pide el FMI a la Argentina para firmar un nuevo acuerdo. La suba de tasas de interés para que se ubiquen por encima de la inflación es, por otra parte, una de las principales exigencias del FMI. En esta primera instancia del año se fue en esa línea. El del jueves pasado fue el segundo aumento de tasas definido por el Banco Central. El primero fue ni bien arrancó el año de 200 puntos básicos (2% anual) y ahora redobló la apuesta por otros 2,5 puntos, incluso medio punto por encima de lo que esperaban los inversores.

Sin embargo, la nueva suba de tasas de interés anunciada por el BCRA de 2,5 puntos porcentuales que recibirán los ahorristas a la hora de realizar un plazo fijo ha generado una nueva disputa dentro del gobierno entre em ministro Martin Guzmán y el presidente del BCRA Miguel Pesce quien se habría impuesto. Guzmán quería una suba de tasas del 1% mientras Pesce la subió 2,5 puntos. Desde ahora los bancos tendrán que pagar como mínimo el 41,5%. Si bien está lejos aún de los niveles inflacionarios, en realidad se apuesta al concepto de tasa "efectiva", que con este último incremento ya está en el 50,4% anual.

El objetivo del BCRA es aumentar la demanda de pesos, que cayó fuertemente el año pasado como consecuencia de la incertidumbre y la desconfianza en el Gobierno, pero también el poco atractivo de estar colocado en plazo fijo en moneda local. Con tasas más atractivas, el ahorrista podría colocarse en pesos, apostando además a que el dólar libre no se va a disparar. La tasa mensual para el plazo fijo a 30 días ahora pasó a 3,4%, inflación mensual que en enero fue del 3,9 por ciento.

"Para que el tipo de cambio resulte una mejor opción que un plazo fijo debería ubicarse a un valor superior a $320 en un año. En cambio, si el dólar sube menos que la inflación entonces será mejor la apuesta por un plazo fijo, ya sea tradicional o ajustado por UVA, que paga justamente el rendimiento del índice de inflación", explica a iProfesional el analista Salvador Distefano.

La suba de tasas podría generar algunos problemas en el sistema financiero local ya que el genera aumenta el costo del stock de Leliq y le pone presión a esa bomba de tiempo. "Estas bicicletas financieras ya las usaron Guillermo Moreno con el ´cepo´ y Axel Kicillof para armar la bomba a Mauricio Macri. Macri –a su vez - avaló el pedaleo de Federico Sturzenegger y todo terminó con el FMI. Ahora vuelve la ronda y el futuro sigue incierto", afirma Distefano.

La entidad que preside Miguel Pesce remarcó que el objetivo es ir hacia "retornos reales positivos sobre las inversiones en moneda local y preservar la estabilidad monetaria y cambiaria". Una de las críticas que recibió el BCRA el año pasado era justamente su política de tasas, que se mantuvo inalterada durante todo el año a pesar del fuerte repunte de la inflación y además sumó el "Notaliq", que es una especie de bicicleta financiera para frenar la demanda de dólares durante un semestre.

Acuerdo con el FMI: expectativa por el dólar

La reacción en estos dos primeros meses marca un cambio en la estrategia y de a poco se va hacia el pedido del FMI de tasas reales positivas por encima de la inflación. El aumento de tasas puede ser el preludio también de un aumento más acelerado del tipo de cambio oficial.

El objetivo es que los exportadores se sientan tentados a liquidar las divisas y luego colocar los pesos a una tasa de interés más atractiva.

Con respecto al valor futuro del dólar fueron sorpresivas las declaraciones del titular de IRSA, Eduardo Elstain, quien manifestó que "el valor del peso en términos reales está en mínimos históricos y debería estar comenzando un ciclo alcista".

Por ahora, lo que se observa es un aumento de la tasa de devaluación diaria del peso frente al dólar.

Relacionado con este punto está la futura acumulación de reservas internacionales líquidas del BCRA anunciada por Guzmán el 28 de enero en la conferencia de prensa donde dio a conocer los principales lineamientos del futuro acuerdo. Al respecto hay que señalar que de acuerdo a un fuerte rumor que circuló el viernes en el mercado financiero, el FMI rechazó un pedido de Guzmán para lograr un de desembolso inicial por u$s15.000 millones en el momento que se firme el acuerdo.

La intención del equipo económico de fortalecer las reservas en un monto superior a los dólares mencionados por Guzmán en aquella conferencia de prensa no surtió efecto y es probable que el FMI solo envíe en un primer momento entre 5.000 a 7.500 millones de dólares para cubrir los primeros vencimientos de un total de unos 15.000 millones de dólares que faltan pagar en el año.

Por su parte, Kristalina Giorgieva anticipó que el giro no será en efectivo. Por lo tanto, primero el FMI devolverá al país los u$s4.300 millones de los DEGs que recibió por el aumento de la cuota por la pandemia. Pero todavía no está claro si llegará "cash" al BCRA. Lo concreto es que el Central necesitará unos u$s2.800 millones para pagar el vencimiento del próximo 22 de marzo.

No solo el mercado local sino también en Wall Street creen que el gobierno cerrará en los próximos días el nuevo acuerdo con el FMI. Los informes privados enviados a sus clientes de bancos como UBS,Morgan Stanley, Goldman Sachs y JP Morgan coinciden en afirmar que Argentina va a cerrar un acuerdo con el organismo más allá de las peleas del Frente de Todos.

La última señal de Guzmán a los mercados fue el reciente anuncio de un aumento de las tarifas de transporte de gas del 60 por ciento. Este es considerado el paso anterior al reajuste que tendrán las tarifas de gas residenciales.

En una carta enviada a la Comisión Nacional de Valores la empresa Transportadora de Gas del Norte (TGN) comunicó lo dispuesto por el Decreto 1020/20, mediante el cual celebró un acuerdo transitorio de renegociación con el Ministerio de Economía y el Ente Nacional Regulador del Gas (ENARGAS) que contempla un ajuste del 60% en las tarifas de transporte de gas natural a partir de marzo próximo.

Desde el momento que dicho acuerdo transitorio entre en vigencia a partir de su ratificación por el Poder Ejecutivo Nacional, TGN habrá recibido el primer ajuste de tarifas desde abril de 2019 ya que el año pasado tampoco obtuvo un reajuste en sus precios durante la audiencia pública convocada en ese momento y a través de la cual las distribuidoras obtuvieron un incremento de sólo el 6% que todavía se mantiene. Gran parte del déficit fiscal primario del 2021 está explicado por los subsidios a las tarifas de servicios públicos. El sector energético se lleva 2,3 puntos, el trasporte de pasajeros 0,7 puntos y el resto solo 0,1 punto.

Por lo que se puede observar hasta ahora el ministro Martin Guzmán ha comenzado a cumplir con los pedidos del FMI pero deberá explicar como hará para cumplir con las duras exigencias fiscales y monetarias del FMI y lo más preocupante es como se ajustará el dólar oficial en los próximos meses.

Carlos Arbia

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…