Lunes, 16 Mayo 2022 12:03

Más artículos, más pobreza: ¿El destino de Chile con la nueva constitución?

Escrito por PanamPost.com

Con 499 artículos, el proyecto de constitución chilena quedó a tan solo un artículo de la más larga del mundo, pero la tendencia indica que los países con constituciones mucho más cortas y por ende con menos regulaciones son los más prósperos. 

El borrador de la nueva constitución de Chile está listo y contiene 499 artículos. Sin embargo, el numeroso contenido arrastrará al país austral a la lista de naciones que elaboraron extensas cartas magnas pero ello no representó mejores niveles de ingreso per cápita ante las abundantes regulaciones que terminaron por desfavorecer el desarrollo económico y productivo.

La tendencia tiene evidencias. Hasta ahora, los países industrializados que registran un alto ingreso entre sus habitantes tienen constituciones con un bajo número de artículos y normas dentro de su marco.

De acuerdo con los últimos datos disponibles, correspondientes a 2020, el Banco Mundial precisa que Suiza, cuya Constitución tiene 123 artículos, reporta un ingreso per cápita de 87100 dólares. En Estados Unidos es de 63206 dólares, teniendo una Constitución de sólo 33 artículos, incluidas las enmiendas. En esa misma dirección está Alemania con 146 artículos y un ingreso de 46252 dólares, Bélgica con 140 artículos y 45205 dólares de PBI per cápita, e Italia con 139 artículo tiene un ingreso per cápita de 31770 dólares.

También figuran en esa línea Japón con 103 artículos y 40193 dólares de PIB per cápita; Francia con 92 artículos y 39037 dólares, y Reino Unido con 63 artículos en su Constitución y 41059 dólares de ingreso por habitante. En la India ocurre todo lo contrario. El país tiene la Constitución más larga del mundo con 500 artículos, pero su ingreso per cápita es de 1927 dólares. De nada sirvieron las 146.000 palabras que contiene su carta política para garantizar una mejor calidad de vida.

Cerca del desastre

Chile casi destrona a la nación asiática con su Constitución. Un artículo menos la posicionará en el segundo lugar, quedando inmediatamente por encima de Nigeria, Brasil y Malasia. Su desafío será mantener los 13231 dólares de ingreso per cápita que reportó al cierre de 2020 si el proyecto triunfa en el plebiscito de salida de septiembre y su implementación se vuelve inevitable.

La tendencia sigue evidenciado que tener una constitución con más artículos no garantiza una mayor prosperidad. Los tres países que completan el top 5 de las constituciones más largas del mundo (Nigeria, Brasil y Malasia) tuvieron en 2020 un PIB per cápita de 2097 dólares, 6796 y 10412, respectivamente.

María Elisa Quinteros, presidente de la Convención Constitucional, defiende lo que llama “acuerdos amplios” del “resultado legítimo”.

Sin embargo, la convencional opositora, Marcela Cubillos, aseguró en Twitter que “queda pendiente la elaboración de una propuesta de nueva Constitución para Chile, que una y no segregue. Porque esta Convención, ese trabajo, no lo hizo”.

La recta final

La Convención Constitucional ya no tiene más tiempo. El órgano definirá esta semana en la Región de Antofagasta junto a tres nuevas comisiones el contenido final del proyecto (preámbulo, armonización y normas transitorias). Esta será la última oportunidad para moderar o encauzar algunos preceptos del proyecto de la nueva constitución, según reseña La Tercera, antes de entregar el borrador al presidente Gabriel Boric el próximo 4 de julio.

El proceso demorará dos semanas. La comisión de preámbulo se encargará de redactar una introducción para la nueva Carta Magna, mientras que la de armonización verificará la coherencia gramatical del texto. Lo crucial está en manos de la comisión de normas transitorias, donde se establecerán los plazos, competencias y hasta los financiamientos para la implementación del nuevo marco constitucional.

Uno de los puntos claves será determinar si el parlamento actual tendrá competencias para reformar la nueva constitución, en caso de que logre ser aprobada en el plebiscito de salida de septiembre. Las encuestas -hasta ahora- proyectan un fracaso de la propuesta en las urnas. Si el pronóstico se cumple, sobrará debate y tensión política en La Moneda y conflictividad en las calles porque si bien parece que existió una aparente voluntad constitucional para garantizar la cobertura de las demandas sociales, en la práctica quizá haya imposibilidad de cumplirlas.

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…