Miércoles, 30 Diciembre 2020 11:24

La jueza Preska le exige a Burford que declaren los Eskenazi en la causa por la estatización de YPF

Escrito por LaPolíticaonline.com

Insiste en que los titulares del grupo Petersen deberán testificar, en el juicio por USD 9.000 millones, pese a que la empresa niega el vínculo con la causa.

Primer tanto para Carlos Zannini. El procurador del Tesoro es el hombre detrás de la estrategia de defensa de YPF contra la gigante del litigio británica y fondo de inversiones Burford y hoy recibió un alivio desde Estados Unidos: la justicia del distrito sur de Nueva York dictaminó que los titulares del Grupo Petersen deberán testificar en la causa multimillonaria por la estatización de la petrolera. Y con discreción, en el gobierno ya lo celebran.

La jueza Loretta Preska ratificó este martes su decisión del último 23 de diciembre: los demandantes deberán presentar el testimonio de los Eskenazi para que prosiga la causa. La decisión forma parte del proceso de discovery que lleva a cabo su juzgado respecto de la demanda por hasta 9.000 millones de dólares que Burford reclama por la estatización de YPF.

En el gobierno, ya celebran que es el primer paso de un juicio que Argentina venía perdiendo y que se comienza a revertir. 'Es un desarrollo favorable para la República e YPF', destacaron en la empresa

En el gobierno, festejan que es el primer paso de un juicio que Argentina venía perdiendo y que se comienza a revertir. "Es un desarrollo favorable para la República e YPF", destacaron en la empresa a LPO.

La jueza Preska falló contra Argentina y el caso YPF continúa en EEUU

Es que es de público conocimiento que el gigante británico es dueño del 70% del juicio, pero no se conoce quiénes tienen la propiedad del 30% restante y Argentina le solicitó a la jueza que se revele quién más se vería directamente beneficiado por este reclamo legal. Con Saravia Frías al frente de la defensa durante el gobierno de Macri, ya la Argentina deslizó en la defensa que un posible beneficiario era nada menos que la familia Eskenazi, los dueños del Grupo Petersen, antigua propietaria de Petersen Energía y Petersen Inversora.

Ante la orden de Preska de que se revelara, la naturaleza del vínculo entre el fondo de inversión y el grupo argentino, los abogados de Burford habían solicitado que los Eskenazi no formaran parte del juicio y apelaron a la citación que la jueza les había hecho para el último 23 de diciembre.

Para ello alegaron que nada tenían que ver con la demanda que se origina luego de que dos subsidiarias del Grupo en España (Petersen Energía y Petersen Energía Inversora), de la que se desprendieron tras la estatización, presentara la quiebra y el juez vendiera al estudio de abogados Burford los derechos a litigar contra la Argentina por la estatización.

La notificación de la citación de la jueza a los Eskenazi todavía no llegó y la familia entiende que puede llegarle en los próximos días porque el pedido ya fue formulado a la Cancillería, pero aseguran que están disposición de la justicia.

Sin embargo, para la jueza igual deberán prestar testimonio por que no descarta que puedan verse favorecidos económicamente como acreedores minoritarios si se prueba más adelante en el juicio que Argentina le debe un resarcimiento económico a la subsidiaria de Petersen en España, concursada tras la estatización en 2012. En aquel entonces, Petersen era accionista minoritario con un 25% detrás de Repsol.

Cabe recordar que cuando el Estado argentino se quedó con el 51% de las acciones de YPF -que estaba en manos de Repsol- y omitió hacer la oferta pública de adquisición (OPA) que exigían los estatutos de la compañía -para darles igual trato a los accionistas minoritarios-, estas empresas quedaron en supuesta desventaja.

La decisión posterior de Argentina de no repartir dividendos hizo que las subsidiarias europeas de Petersen no pudieran pagar los préstamos que habían tomado para la compra de su parte de YPF. Por eso sus prestamistas, entre ellos Repsol, les pidieron la quiebra.

Para Burford es un revés notorio debido a su gran exposición a la Argentina. Como adelantó este medio, el año pasado más de la mitad de los ingresos del gigante de la industria del juicio fueron gracias a las causas contra la Argentina. Incluso vendió porcentajes de litigios que parecían ganados y al final el estudio terminó perdiendo.

Para la jueza, "Los Eskenazi han consultado con Burford sobre las estrategias de litigio en este caso y se encontraron en múltiples ocasiones con representantes de Burford para hacerlo", de acuerdo al fallo al que tuvo acceso Clarín. Por ende, deberán dar cuenta ante la justicia de la relación de los dueños de Petersen Energía con el estudio jurídico y podrán quedar expuestos a una causa por falso testimonio de demostrarse que se beneficiaron o podrían recibir parte de las acreencias en caso de que haya un laudo favorable para el demandante.

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…