Lunes, 07 Septiembre 2020 21:00

 Para seducir a Cambiemos, el Gobierno sostiene a la inflación en la fórmula de movilidad jubilatoria - Por Mauricio Cantando

Escrito por Mauricio Cantando

Enviará el proyecto para que se apruebe con el presupuesto en noviembre. Combinaría la recaudación de Anses, la variante salarial, pero con un ajuste por precios. La oposición pide sesión presencial. 

Alberto Fernández aceptaría mantener a la inflación como una de las variables del nuevo índice de actualización de las jubilaciones, que enviará al Congreso en un proyecto de ley ante de fin de mes.

El plan es sancionarlo junto al presupuesto, que se presentará el martes 15 de septiembre y deberá contemplar el gasto previsional entre sus principales variantes.

Los números estarán ajustados: el ministro de Hacienda Martín Guzmán pidió a las autoridades parlamentarias del oficialismo que al menos por un tiempo evitaran leyes con nuevos gastos. Necesita exhibir un panorama fiscal sólido para iniciar las negociaciones con el FMI.

Aun así, en el Gobierno admitieron que no hay chances políticas de debatir una movilidad previsional que ignore la suba de precios y la incluirán de una u otra manera en la fórmula que por estas horas definen técnicos de Anses con legisladores del Frente de Todos.

No era la idea original: tal como anunció Guzmán y Alberto Fernández en diciembre, con la inflación fuera de control, suspendieron por seis meses y luego por un año la fórmula del gobierno anterior, que ponderaba la evolución de precios en un 70% y en un 30% la de salarios, medida por el el Ministerio de Trabajo, conocida como Ripte. 

El presidente y el ministro ponderaron el índice anterior a 2017, que combinaba la recaudación de Anses con la variación salarial, tomando la suba más alta entre las que mide el Indec y el Ripte. Cuando se modificó ocasionó fuertes protestas de la oposición de entonces, porque nadie esperaba la fuerte recesión y caída de ingresos de los años siguientes.

La promesa de Alberto Fernández era tener un nuevo índice en junio, pero la pandemia complicó demoró la negociación, suspendió el de Macri por otro semestre, con la continuidad de aumentos trimestrales por decreto. El diputado radical Alejandro Cacace denunció que sólo en los primeros seis meses algunos jubilados habían cobrado entre 540 y 14.000 pesos menos.

En su visita al Senado, el jefe de Gabinete Santiago Cafiero lo negó. Aseguró que con las subas trimestrales por decreto la mayoría de los ancianos tuvieron más aumento que la inflación y que no fue así cuando gobernaba el ex presidente. "Con la fórmula anterior los jubilados perdieron un 20 por ciento, entre la aplicación de la fórmula anterior entre el 2017 y el 2019, perdieron un 20 por ciento del poder adquisitivo de las jubilaciones", se defendió.

Consideró un refuerzo salarial la gratuidad de los medicamentos. "Le puede parecer insuficiente, pero es una política que ustedes liquidaron y nosotros vinimos a recomponerla", le reprochó al senador radical Julio Martínez.

La fórmula que estudia el Anses contemplaría variación salarial,  recaudación previsional y un resguardo por inflación. Cambiemos sólo acepta debatirla en una sesión presencial. 

El debate sobre cómo mejorar los haberes previsionales animó las 16 reuniones de la bicameral mixta para debatir una fórmula de movilidad, integrada por funcionarios del Ministerio de Trabajo, Hacienda y legisladores de ambas Cámaras.

Su presidente es el diputado oficialista Marcelo Casaretto, quien diseña la fórmula con el Ejecutivo y promete que está al llegar. "En septiembre se va a terminar la propuesta. Lo que es seguro es que vamos a ponderar los salarios, la recaudación y también la inflación. Y vamos a garantizar que los jubilados no pierdan", garantizó a LPO.

"Hay que mantener el poder adquisitivo de los jubilados y para eso los haberes deben acompañar a la inflación. Es la única manera", simplificó Cacace, que también integra la comisión y participó de las 16 reuniones. 

Una decisión tomada es que la actualización será cada seis meses y no cada tres. Y estudian combinar salarios y recaudación de Anses, pero aplicar un ajuste por inflación en caso que supere los ingresos previsionales, como ocurrió este año por la feroz caída de la actividad económica. Se compensaría con aportes fijos y otros prorrateados y actualizados a tasas variables.

Una opción que se barajó fue la de contemplar la inflación para jubilaciones mínimas (que son las más beneficiadas con las sumas fijas), pero temen un fallo judicial que la invalide. Ya sufrieron uno por demás peculiar: la Cámara previsional de Salta pidió actualizar las jubilaciones con el índica aplicado en la reciente ley de alquileres: 50% Inflación y 50% Ripte. El Gobierno la apeló, pero no están en condiciones de llegar a 2021 sin el tema resuelto y quedar en manos de la Corte Suprema, también en este tema.

Otra de las variantes de la ley es el rol que tendrá que cumplir el Fondo de Garantías de Sustentabilidad de Anses, el FGS, activos heredados en su mayoría de la estatización de las AFJP, que incluyen títulos públicos y acciones de empresas.

Varios especialistas que expusieron en la comisión, como el kirchnerista Miguel Ángel Fernández Pastor, un abogado especialista en temas previsionales, propusieron que esos fondos se usen para cubrir los desajustes que pueda haber en la actualización de jubilaciones, pero se utilice en otros fines.

Este último objetivo persigue en parte el proyecto de ley enviado por el Gobierno al Congreso para cambiar varias pautas del FGS. Una de esas es prohibir que venta activos para financiar el pago de los retroactivos de jubilaciones prevista en la ley de Reparación Histórica de Macri.

Pero resta pulir detalles para alcanzar el acuerdo de los bloques chicos de Diputados y calmar a Cambiemos, que reclama debatir esta ley cara a cara, dónde y cómo sea. "A nosotros nos tiraron piedras, ustedes den la cara", desafió la macrista Silvia Lospennato, en la accidentada reunión de labor parlamentaria de la semana pasada, en la que la palabra "jubilados" fue de las más mencionadas. "¿Qué diputado conoces que no haya dado la cara?", se exaltó Máximo Kirchner.

Este martes el oficialismo aceptaría que algunas leyes que pida Cambiemos se debatan en forma presencial, en condiciones a definir, y la movilidad previsional entrará en el paquete. Se habla del Arena Movistar, en Villa Crespo, recientemente inaugurado y con capacidad para 10 mil personales sentadas. No será fácil conseguir que aporten los votos para aprobarla. Aunque contemple la inflación.

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…