Jueves, 10 Diciembre 2020 13:24

Un año de Alberto presidente: una fórmula que golpeó las jubilaciones y le dejó al Gobierno ahorrar $ 137.000 millones - Por Lara López Calvo

Escrito por Lara López Calvo

Con el aumento de 5% que anunció el Gobierno para diciembre queda en $19.045 con una suba anual del 35%. La jubilación promedio perdió un 6% de poder adquisitivo.

 

El 10 de diciembre de 2019, cuando, al asumir como Presidente, Alberto Fernández prometía en su discurso “restablecer los indispensables equilibrios macro-económicos, sociales y productivos para que la Argentina se encienda y pueda volver a caminar”, no incluía en sus cálculos la irrupción del Covid-19, que llegó el 3 de marzo a la Argentina, para acortar el horizonte de decisiones y convertir a la recesión que venía desde 2018 en una crisis.

 

El primer año de gestión de Alberto Fernández que concluye este jueves y figurará en los manuales económicos junto a otros atípicos como 1975, 1989 o 2001, termina con una jubilación mínima que empataría a la inflación.

Con el aumento del 5% que anunció el Gobierno para el mes de diciembre el haber mínimo tendrá un aumento de $ 900 y finalizará el año en $ 19.045, lo que significa una suba acumulada anual del 35% que apenas igualaría a la inflación.

Para el resto de los haberes esta suba confirma una pérdida de poder adquisitivo. La jubilación media aumentó un 28% en el año, un 6% por debajo de la inflación.

El 10 de diciembre de 2019 la jubilación mínima era de $ 14.076 y la media de $ 21.820. Un año después, con la fórmula de Movilidad suspendida serían de $ 19.981 y $ 30.973 respectivamente, ambas con un aumento acumulado del 42%. Con la política de aumentos por decreto realizada por el Gobierno el aumento del haber mínimo fue del 35% y del medio del 31%.

De haberse sostenido la Ley de Movilidad suspendida este año, todas las jubilaciones habrían recuperado poder adquisitivo con un aumento real interanual del 4,4%.

“Haber reemplazado durante el 2020 los ajustes por movilidad por aumentos discrecionales, representó un ahorro fiscal de $ 137.000 millones, equivalente al 0,51% del PBI”, explicaron desde la consultora LCG.

La fórmula que se utilizará el próximo año será similar a la empleada entre 2008 y 2017 según lo anticipó Fernanda Raverta, directora de la ANSES: el ajuste dependerá de la evolución de los salarios y de la recaudación tributaria.

Desde una perspectiva fiscal, según proyecciones de la consultora LCG la nueva fórmula podría dejar un ahorro de $ 80.000 millones (un 0,2% del PIB) el próximo año respecto a la fórmula de movilidad aplicada desde 2018.

Lara López Calvo

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…