Jueves, 24 Diciembre 2020 13:50

Jubilados: así funciona la fórmula de movilidad que obtuvo dictamen en Diputados

Escrito por iProfesional

La fórmula de movilidad es muy similar a la que había impulsado Cristina Kirchner en 2008, y que estuvo vigente hasta fines de 2017

 

El Frente de Todos logró este miércoles imponerse en un plenario de comisiones de la Cámara de Diputados y reunió firmas para el dictamen de mayoría del proyecto que crea una nueva fórmula de movilidad jubilatoria, que será tratado en el recinto el martes próximo desde las 11:00.

 

Tras el dictamen se oficializó la convocatoria a sesión especial con una nota firmada por el secretario parlamentario de la Cámara baja, Eduardo Cergnul.

En medio de un debate por momentos tenso, el oficialismo cosechó 42 firmas, mientras que Juntos por el Cambio suscribió su propio dictamen de rechazo, con 36 rúbricas, al tiempo que Nicolás del Caño firmó un despacho en soledad.

La bancada del Frente de Todos logró sumar el apoyo de los opositores Paulo Cassinerio (Córdoba Federal), Diego Sartori (Frente de la Concordia Misionero) y José Luis Ramón (Unidad Federal para el Desarrollo.

De ratificarse el apoyo de estos sectores políticos, el oficialismo contará con los votos suficientes para conseguir la sanción definitiva de la ley en la sesión pautada para el próximo martes en la Cámara baja.

Fórmula de movilidad similar a la de 2008

La fórmula de movilidad es muy similar a la que había impulsado Cristina Kirchner en 2008, y que estuvo vigente hasta fines de 2017: el cálculo de haberes surge en un 50% de la variación salarial y en otro 50% de la recaudación.

En el marco del plenario de las comisiones de Previsión y Seguridad Social, y de Presupuesto y Hacienda, el radical Alejandro Cacace criticó la primera medida que tomó el presidente Alberto Fernández de suspender por decreto para fórmula de movilidad del macrismo, por considerar que "significó una pérdida para todos los jubilados, que recibieron menos de lo que les hubiera correspondido, que indicaba 42% de aumento en 2020".

"Ningún jubilado recibió este porcentaje. La mínima quedó a 7 puntos. Se ahorraron 100.000 millones de pesos, esta fue la única razón por la que aprobaron la ley de Emergencia hace un año. Se hizo un ajuste a los jubilados en la pandemia, el grupo de riesgo principal. La mínima cobra hoy 959 pesos menos por mes y el haber máximo cobra hasta 18.000 mil pesos menos por mes", detalló.

Según indicó, la principal "preocupación" acerca de la nueva fórmula es que quitan la inflación como componente para el cálculo de los haberes.

En efecto, la fórmula introducida por Cambiemos combinaba el ajuste por variación de presos, con la variación salarial.

Crece la interna oficial por la fórmula de movilidad 

La fórmula de movilidad jubilatoria se está convirtiendo en un tema sensible para el Gobierno. Después de los cuestionamientos de la oposición y especialistas, se sumaron en las últimas horas voces en el oficialismo que proponen cambios para garantizar que los haberes no pierdan valor frente a los precios.

"Lo vamos a aprobar en general y (cuando se trate) en particular vamos a proponer que los aumentos no sean menores a la inflación", confirmó a iProfesional el diputado del Frente de Todos y líder de la Corriente Clasista y Combativa (CCC), Juan Carlos Alderete.

El proyecto oficial prevé aumentos trimestrales ajustados un 50% por el mejor resultado entre los índices salariales (INDEC y RIPTE) y otro 50% por recaudación, sin incluir entre sus variables el IPC, como figuraba en la movilidad suspendida en diciembre pasado.

El mecanismo previsto también contempla un tope por el nivel de ingresos a la ANSES. Esto significa que si los salarios son mayores que la variación anual de recursos totales de la seguridad social, se tomará el índice menor. Pero no establece ningún piso en caso de que los precios suban más que los haberes.

Por ese motivo, la diputada oficialista Gisela Marziotta sugirió este lunes en comisión de Diputados la posibilidad de que "en caso de desfasaje en una situación extraordinaria que estaría perjudicando a jubilados, incorporar una compensación por inflación".

La propuesta va en línea con el reclamo de los bloques de la oposición (PRO, UCR, FIT y el PS), cuyos legisladores insistieron este martes en la incorporación de una "cláusula" que garantice el poder adquisitivo de las jubilaciones y beneficios sociales.

También piden que corregir el proyecto para que no se "coma" un trimestre. Esto es porque, de aprobarse el nuevo índice, el aumento de marzo se ajustará tomando el cuarto trimestre de 2020, cuando dicho cálculo debería realizarse sobre el tercer trimestre del año corriente. El otro reclamo es la difusión de los componentes de la fórmula.

Jubilaciones: las cuestiones que generan tensión

Las dudas en torno a la iniciativa oficial con media sanción del Senado ya se habían manifestado con dureza este lunes durante la sesión de las comisiones de Previsión y Seguridad social, y Presupuesto y Hacienda en la Cámara de Diputados. Allí expusieron el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, y la directora ejecutiva de ANSES, Fernanda Raverta.

Durante la reunión, el Gobierno ratificó su intención de sancionar el martes de la semana próxima el cálculo de las jubilaciones, ajustadas en iguales mitades por salarios (RIPTE) y recaudación con un tope en función de los recursos tributarios. "La fórmula se vincula a que la economía crezca, lo que se va a notar en recaudación y los salarios", aseguró Moroni.

Por otra parte, Raverta destacó que este año los jubilados recibieron una suba anual del 35,3% por los ajustes otorgados por decreto y afirmó que la nueva movilidad servirá para "otorgar, certeza y previsibilidad". Mientras el secretario general de ANSES, Santiago Fraschina, destacó que se "va hacia la sustentabilidad".

En ese marco, varios diputados plantearon sus reparos sobre tres puntos del proyecto, relacionados con el eventual impacto negativo de la inflación, el período que servirá de base de cálculo para estimar el aumento de los haberes y el porcentaje que percibirán las jubilaciones en marzo, el primero de los cuatro incrementos previstos en 2021.

  • 1. Cláusula antinflacionaria

A diferencia de la movilidad suspendida en diciembre de 2019, el esquema en debate no tendrá en cuenta la variación de la inflación. Por ello, la oposición solicitó la incorporación de una garantía o cláusula de actualización en función de los precios, una variante que en su momento contempló uno de los proyectos oficiales que dio a conocer iProfesional y que finalmente fue abandonado.

"¿Qué garantía han pensado o dispositivo en el proyecto para que las jubilaciones no pierdan si la inflación no es como la que anticipan?", preguntó el diputado Alejando Cacace (UCR), vicepresidente de la comisión de previsión y seguridad social. Mientras Nicolás del Caño (Frente de Izquierda) propuso un mecanismo para "cuidar los haberes" con "una cláusula deactualización automática" cuando los haberes queden por debajo del Índice de Precios.

El diputado Luis Pastori (UCR), en tanto, propuso modificar el artículo 1 del proyecto, que establee que el índice no podrá producir la "disminución del haber". "Si realmente se pretende mejorar poder adquisitivo, con solo agregar la palabra "disminución real" del haber sería una garantia que no va a haber disminucion frente a IPC", sostuvo.

Pero Moroni descartó esa posibilidad al señalar que lo que se busca es "desindexar la economía para que la economía crezca".

  • 2. ¿Se comieron un trimestre?

El otro punto que generó polémica es la base de cálculo de la movilidad. De acuerdo con el proyecto, el índice se ajustará con un rezago de hasta seis meses, ya que se tomarán los salarios y la recaudación del cuarto trimestre de 2020. Pero la oposición y algunos especialistas advierten que se estaría dejando afuera entre tres y seis meses.

"Siempre cuando la fórmula va a recomponer las jubilaciones, encuentran una mejor después de haber perdido los haberes casi 20 puntos", dijo Del Caño. "La suspensión de la movilidad macrista implicó un recorte de $100.000 millones", sostuvo, y agregó: "No se va a computar el tercer trimestre, es una confiscación como ocurrió con el empalme del gobierno de Macri".

Para la oposición, la suba por decreto otorgada en marzo de 2020 corresponde al tercer trimestre de 2019; la de junio, al cuatro trimestre de 2019; la de septiembre, al primer trimestre de 2020; y la de diciembre pasado, al segundo trimestre de este año. Siguiendo ese razonamiento, el aumento de marzo próximo debería corresponder al tercer trimestre y no al cuarto de 2020.

Algunos especialistas, en cambio, creen que el nuevo empalme tendrá efectos aún más perjudiciales sobre las jubilaciones, ya que las subas de este año en rigor no respondieron a ningún cálculo de movilidad, sino que fueron aumentos discrecionales. En ese sentido, lo que habría que compensar -aseguran- es el segundo semestre completo del 2019.

Para el Gobierno, por el contrario, el acople de la nueva fórmula con los ajustes otorgados por decreto en 2020 no se salteará ningún período a la hora de realizar el cálculo de actualización. "No se está comiendo ningún trimestre, se garantiza que todos los trimestres tengan sus aumentos", aseguró Fraschina, sin dar más precisiones.

  • 3. ¿De cuánto será el aumento en marzo?

Por último, también hay cuestionamientos a la falta de previsibilidad con respecto a los próximos aumentos. Según un cálculo presentado por Raverta en el Senado, la fórmula semestral previa daría un aumento del 11,9% en marzo. Después, el oficialismo lo modificó en Diputados para que el incremento de diciembre fuera "a cuenta" de marzo, pero finalmente dio marcha atrás y optó por subas trimestrales.

Para Cacace, la iniciativa en debate ahora en el Congreso implicará un aumento del 6,1% tomando las mismas variables utilizadas por Raverta, pero aplicadas al último trimestre de 2020. "Con el pago de diciembre que se dio marcha atrás se calculaba un 11,9% de aumento en marzo, ¿cuánto es lo que estiman ahora?", preguntó el diputado. Y desde la ANSES respondieron que solo tienen los datos disponibles de octubre de 2020 -un solo mes del último trimestre-, por lo que no pueden pronosticar la suba de marzo.

La falta de datos sobre la fórmula, por otra parte, fue otro blanco de críticas. "En la anterior suspendida, cualquiera podía calcular un 70% por inflación y un 30% por salarios", dijo Pastori. "Esta fórmula el único que puede hacerlo el Gobierno, es tan oscura y tan difícil para alguien que no tenga los datos oficiales que es un grave problema la falta de transparencia", advirtió el legislador.

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…