Lunes, 02 Marzo 2020 21:00

La Justicia rechazó el amparo colectivo contra la suspensión de la fórmula de movilidad jubilatoria - Por Ismael Bermúdez

Escrito por

La jueza Silvia Saino determinó que cada afectado deberá impulsar su juicio de manera individual. La Defensoría de la Tercera Edad presentará un per saltum.

 

La Justicia rechazó este martes la demanda colectiva que se había presentado por la presunta inconstitucionalidad de la suspensión de la fórmula de movilidad jubilatoria.

El Juzgado Federal de Primera Instancia de la Seguridad Social Nº 9, a cargo de la jueza Silvia Saino, rechazó el amparo colectivo auspiciado por la Defensoría de la Tercera Edad por el achatamiento de las jubilaciones, pero aceptó que cada jubilado o pensionado haga su propio reclamo.

En los fundamentos, la jueza si bien reconoce que la fórmula de movilidad suspendida, a partir de marzo, era del 11,56%, sostiene que no hay "situaciones homogéneas" y que, por lo tanto, hay que analizar caso por caso para tomar una determinación.

El defensor de la Tercera Edad, Eugenio Semino, y los abogados que patrocinaron el amparo, adelantaron que apelarán la resolución de la magistrada y que recurrirán por el per saltum directamente a la Corte Suprema de Justicia,

El mes pasado, el gobierno nacional dispuso un aumento para todos los jubilados de 2,3% más un fijo de 1.500 pesos y en su presentación la Defensoría había argumentado que mientras que para los que cobran la mínima implica un incremento, para los que perciben por encima de ese monto significa una pérdida de ingresos respecto del anterior cálculo jubilatorio.

Cuando anunció el nuevo aumento, el Presidente lo presentó como un nuevo esquema “solidario” que favorece a los jubilados que menos cobran frente a los que más ganan. En rigor, según cálculos técnicos, el Gobierno podría ahorrar unos $5.100 cada mes, y la cifra podría crecer hasta los $100.000 millones en todo 2020 si se repite el mismo régimen de aumento a mediados de año.

Los aumentos con suma fija tienen como consecuencia el “achatamiento” de la pirámide de ingresos, porque los jubilados reciben casi el mismo momento por igual, con lo cual los que perciben los haberes más bajos comienzan a “alcanzar” a los de haberes medios. Esa situación ocurrió durante el Gobierno de Néstor Kirchner, que eligió dar aumentos por decreto con sumas fijas y de ese modo creció sensiblemente la cantidad de personas que terminaron cobrando la jubilación mínima. Hoy, esa proporción bajó hasta menos de la mitad de los jubilados.

Con el aumento de Fernández, la totalidad de los jubilados que hicieron aportes a la seguridad social durante su vida laboral terminaron cobrando menos de lo que les hubiera correspondido si seguía en práctica la Ley de Movilidad sancionada a finales de 2017 por iniciativa del Gobierno de Mauricio Macri.

Ismael Bermúdez

Visto 523 veces Modificado por última vez en Martes, 03 Marzo 2020 12:51

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…