Lunes, 17 Mayo 2021 01:32

Cómo hacer para mejorar el funcionamiento de tu mente

Escrito por Diario La República (Uruguay)

Lo que todos queremos en nuestra vida es ser felices sin sufrir y preocuparnos menos por las situaciones. Para eso hay que saber cómo funcionan los hemisferios del cerebro, que cada uno tiene sus gustos, y alejarse del ruido mental que a veces nos llena de tensión. 

A todos nos gustaría ser más felices y sufrir menos. Tenemos la tendencia de asociar el hacer y el tener con el ser. Es por eso que creemos que, si nos esforzamos mucho, hacemos muchas cosas y tenemos éxito, vamos a ser felices.

Todavía no nos hemos dado cuenta que los vacíos del ser no se llenan con el tener. Por eso, cualquier de nosotros puede tener gran confort y bienestar, pero, sin embargo, no ser felices. No resulta fácil hablar del ser porque el lenguaje que necesitás para describirlo pertenece a la ontología, que es parte de la metafísica. Si ya nos genera un semejante desafío hablar de esto, tener la experiencia del ser no parece tarea fácil.

El tema es de poca importancia ya que tenemos que meternos en nuestro interior y eso nos lleva a experimentarnos de forma directa, lo que puede ser una experiencia sensacional. El conocimiento actual en neurociencia nos da muchas pistas al respecto. Sabemos que tenemos dos hemisferios en nuestro cerebro. Al izquierdo le gusta lo familiar, racional, controlable y predecible. Al otro le atrae la aventura, lo nuevo y lo que está por descubrir.

Otra de las cosas que pasa es que la sociedad tiene un concepto sobrevalorado del hemisferio izquierdo e infravalorado del derecho. Luego se habla de “pensar fuera de la caja” para pensar soluciones creativas a nuestros problemas más actuales y complejos.

Si se quiere prosperar científica y humanamente en esta sociedad en la que vivimos, tendremos que aprender a integrar ambos hemisferios, porque los dos son igual de necesarios.

Para lograr esto, hemos de superar nuestra propia arrogancia que nos dice lo que es posible y lo que no.

Además, nuestra experiencia tiende a hacernos ver que lo que no fue posible en nuestro pasado, tampoco lo va a ser ni en el presente ni en el futuro. Nuestra razón intenta ajustar la realidad a lo que ella es capaz de comprender. Por eso necesitamos humildad para reconocer que no sabemos y la voluntad firme de saber. Todo esto nos va a pedir que aprendamos a juzgar menos, preguntar y escuchar más.

Los seres humanos también necesitamos alejarnos de ese incesante ruido mental que nos agobia y nos llena de tensión. Cuando se lo deja de escuchar, se entra en contacto con el silencio y la quietud mental, cuando emergen nuestras más profundas intuiciones.

Sabemos que cuando la mente está ligada al hemisferio izquierdo de nuestro cerebro renuncia a hacer y se deja hacer. En ese momento, nuestras dos mentes, la que está ligada al hemisferio izquierdo del cerebro y la que está junto al derecho se sincronizan dando lugar a lo que se conoce como consciencia unificada o “despertar”.

Es como si hubiésemos vivido toda nuestra vida encerrado en una cueva con el pensamiento de que esa era la única realidad existente y ahora, descubriéramos que existe otra realidad mucho más rica e interesante fuera de ella. En esto consiste recuperar nuestra libertad creativa, en dejar de identificarnos con el tener y empezar a reconocernos en la luz del ser.

Fuente: https://www.republica.com.uy

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…