Viernes, 15 Octubre 2021 13:14

La última broma kirchnerista - Por Carlos Mira

Escrito por

 

La nueva mofa del peronismo kirchnerista a todo el pueblo argentino acaba de materializarse con el formato de un spot de campaña política.

 

Los tipos han tenido el enorme tupé de listar todas las aspiraciones argentinas del momento y ponerles la palabra “si” por delante, dado que los cráneos del marketing que los asesoran eligieron ese eslogan (el del sí) como motivo de campaña. 

En el aviso aparecen varias personas diciéndoles que sí a una serie de deseos pretendidos por una inmensa mayoría pero que justamente han sido sepultados por la espantosa administración kirchnerista que se dedicó a destruir todas y cada una de esas pretensiones.

Se dice allí: “Sí a pagar menos impuestos a las ganancias” cuando fue la propia Victoria Tolosa Paz la que prometió subir los impuestos y defendió públicamente esa voracidad que está destruyendo literalmente los bolsillos de los argentinos. El FDT creó un impuesto nuevo cada 20 días en promedio desde que llegó de nuevo al poder el 10 de diciembre de 2019.

En otro de los puntos se dice “Sí a bajar la inflación y crear trabajo” cuando han sido ellos los que llevaron la inflación a más del 60% y los que triplicaron el circulante en menos de un año, pulverizando el valor adquisitivo del peso.

En cuanto al tema del trabajo, la broma parece tocar la cúspide del mal gusto cuando han sido ellos los que destruyeron más de 100000 empleos, han estigmatizado socialmente a los que generan trabajo e implosionaron todos los resortes que estimulan la inversión, el único método genuino probado para generar trabajo. Sin inversión no hay generación de “trabajo genuino” que es lo que se ha puesto de moda ahora en los reclamos callejeros, sin advertir que, por empezar, son esas masas fuera de toda ley -todas afines al gobierno- las que primero espantan a los que deberían poner un peso para darles trabajo (si es que realmente lo quieren)

También, dice una chica que aparece en la grabación, “Sí a sentirme más segura”, en lo que prácticamente resulta ser una cargada viniendo del gobierno que soltó más de 4000 presos peligrosos con la excusa del Covid y es conocido por su postura pro-delincuencia.

Otro aparece diciendo “Sí a fabricar acá” en una reedición vetusta del “vivir con lo nuestro” y olvidando que fueron ellos los que fundieron más de 100 mil pymes prohibiéndoles trabajar y encerrando a todo el mundo, mientras, repetimos, liberaban delincuentes que, obviamente, volvieron a cometer delitos.

Luego, en otro chiste descomunal, sale uno diciendo “Sí a la educación pública”, cuando fueron ellos los que cerraron las escuelas por más de un año y medio contra todas las indicaciones y sugerencias de las mejores mentes de pedagogía del país y generando dramas familiares de todo orden que estallaron en las PASO, por lo que la comandante de El Calafate ordenó abrir las escuelas y transformó a Axel Kicillof en el talibán de la presencialidad cuando había sido el talibán del cierre. Todo esto sin mencionar los hechos de adoctrinamiento explícito como quedó demostrado con el espectáculo de la “profesora militante” Laura Radetich que quería convencer a sus alumnos de que debían estar agradecidos por la “porquería” que el Estado les daba para comer.

Pero la lista sigue. Luego aparece otro personaje diciendo “Sí a que los dirigentes se sienten y se pongan de acuerdo”, cuando el FDT es una bolsa de gatos presidida por un ser odioso y vengativo solo concentrado en buscar su impunidad personal y a la que no le importa incendiar todo con tal de salvarse.

En otro punto, y fieles a su pertinaz objetivo de apropiarse del fútbol como si el fútbol solo fuera kirchnerista, sale uno a decir “Sí a volver a la cancha”, cuando la Argentina del peronismo kirchnerista fue uno de los últimos países del mundo en autorizar ese regreso.

En otro punto dicen “Sí a la igualdad” cuando la única igualdad que el kirchnerismo sabe entregar es la igualdad en la miseria con más de 20 millones de pobres -20% de los cuales fueron creados por este gobierno que los derribó de la clase media- y más de 5 millones de indigentes, es decir gente que no come lo necesario.

La verdad, no se puede creer hasta donde les aguanta la cara a estos tipos. Hablar de inflación, de seguridad, de educación pública, de trabajo, de acuerdo político, es de una caradurez que solo interpretando el hecho como una enorme tomadura de pelo puede entenderse.

Ellos son los que le han dicho precisamente que “no” a todo el listado de justificadas aspiraciones de la gente y los que han instrumentado una política que justamente destruye todo lo que la gente decente busca.

La oposición debería ser muy dura en sus mensajes para contrarrestar esta broma de mal gusto. No sería justo que esta gente pudiera subirse al carro de las pretensiones argentinas y las haga suyas cuando son ellos las que las sepultan.

Ya sabemos que son ladrones profesionales de dinero. Pero robar también las ilusiones es demasiado.

Carlos Mira 
https://thepostarg.com/editoriales/la-ultima-broma-kirchnerista/#.YWmnJRrMI2w

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…