Martes, 21 Julio 2020 21:00

Fallas de comunicación: Alberto escuchó… - Por Eugenio Paillet

Escrito por

No es un secreto para nadie a estas alturas ni el dato tampoco es nuevo: las críticas internas y externas por las fallas de comunicación del gobierno en medio de la pandemia de coronavirus han estado a la orden del día en estos cuatro meses de encierro.

Y ello sumado a los derrapes o idas y vueltas en los que suele incurrir el presidente en materia de anuncios y desmentidas, o sencillamente en temas sobre los que arranca para enseguida aplicar la marcha atrás en medio de cuestionamientos que la mayoría de las veces llegan desde la propia tropa, por no decir directamente desde el cristinismo.

El presidente, dicen en la Casa Rosada, al parecer finalmente escuchó algunas de esas quejas que le han llevado en privado, y que se podrían traducir en dos tópicos. Por un lado, “hacemos mucho, pero comunicamos mal”, y luego, la palpable realidad de que hasta ahora todo el peso de la carga en materia de anuncios recayó en el propio presidente, y luego en el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, que por las suyas encima carga con algunos cuestionamientos a su gestión desde el Instituto Patria.

Los movimientos del presidente para subsanar ese faltante en materia de buena comunicación de los actos de gobierno podrán verse en las próximas horas o días en gestos palpables. Habrá más comunicadores, más funcionarios que saldrán a ponerle el pecho a las balas y a defender la gestión, a comunicar que contra lo que parece en la superficie y achacable a aquellas fallas, el gobierno tiene mucho por anunciar ahora que se viene la etapa de la recuperación de la economía, o más precisamente la del “relanzamiento”.

La siguiente decisión de Alberto no es menos importante y tendría que ver, se dice en los pasillos, con una preocupación (tal vez un reclamo…) de Cristina Fernández y sus principales voceros: la ausencia casi total de mujeres en esa tarea de decirle a la ciudadanía qué cosas está haciendo el gobierno y quiénes serán sus beneficiaros. Es decir, desde ahora no serán sólo el presidente y Cafiero, u ocasionalmente ministros directamente afectados al tema de la lucha contra la pandemia, como el de Salud, Ginés González García, los que comuniquen.

Una excepción a esa regla de la “no comunicación femenina” criticada hasta ahora sería la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, de altísima y diaria exposición en los medios. Pero el suyo es un caso específico y puntual: habla de la evolución de la pandemia y responde todas las dudas del periodismo.

“Necesitamos comunicadoras mujeres, que las tenemos y lo saben hacer muy bien, para mejorar un área que en estos tiempos es vital”, dicen cerca del vocero presidencial, Juan Pablo Biondi, que fue designado para encabezar una mesa específica que desde ahora va a monitorear ese accionar femenino y el contenido del discurso que se planea profundizar.

Un anticipo lo dio esta semana la siempre sobria y silenciosa secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra. La funcionaria, de máxima confianza del presidente y custodia vital de “la lapicera” presidencial, ofreció esta semana dos reportajes en radio y televisión. Algo inusual en ella. Con un agregado que tuvo que ver con la interna que todavía se cocina entre albertistas y cristinistas que saltó a los portales. Dijo Ibarra que “se equivocan” los que creen que pueden condicionar a su jefe.

A Ibarra se sumarán seguramente en los próximos días, con anuncios específicos de gestión, la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca, que también concedió un reporta el fin de semana, de estrecha confianza del ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas. Las camporistas Luana Volnovich, de PAMI, y Fernanda Raverta, de la ANSES, dos de las mayores cajas que maneja la organización que dirige Máximo Kirchner, también saltarán a los medios para hacer anuncios y defender la gestión.

Todas ellas, aunque hay otras mujeres del gabinete que podrían sumarse a esta nueva movida, como la ministra de la Mujer, Elizabeth Gómez Alcorta, que hasta ahora se dedicó en los medios sólo a temas que tienen que ver con cuestiones de género, saldrán por pedido de Alberto a “copar” los medios con reportajes y declaraciones. O anuncios como los que se vienen en materia de obras públicas y de medidas fiscales para sustentar la salida de la crisis económica.

Se vienen tiempos difíciles y comunicar acertadamente la gestión gubernamental será crucial para sostener el discurso, reconocen ahora en los aposentos presidenciales.


Eugenio Paillet

Visto 303 veces

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…