Viernes, 03 Diciembre 2021 00:59

Legislatura: aprobaron la excepción para que 11 edificios superen las alturas permitidas en la ciudad - Por Mauricio Giambartolomei

Escrito por Mauricio Giambartolomei

A cambio los constructores deberán pagarle al gobierno una suma cercana a los 34 millones de dólares que se destinarán a financiar obras y acceso a la vivienda en el sur y el microcentro de la ciudad. 

La lógica de los números tuvo su correlato en la Legislatura porteña, donde el oficialismo impuso su mayoría y logró aprobar el primer grupo de convenios urbanísticos que solicitaban excepciones del marco regulatorio. De esta forma, 11 edificios en construcción o en etapa de desarrollo podrán superar las alturas máximas que el Código Urbanístico autoriza en las zonas donde se proyectan. A cambio, los privados deberán pagarle al gobierno local una cifra millonaria que será parte de un fondo que se destinará a la transformación de otras áreas de la ciudad.

Los aprobados son proyectos de ampliación o construcción de edificios que podrían superar los 70 metros de altura y los 20 pisos. Se encuentran en ocho barrios porteños y como la ampliación de la superficie construible va más allá de lo permitido, los desarrolladores deberán compensar al Ejecutivo con una suma cercana a los 34 millones de dólares para nutrir el Fondo de Desarrollo Urbano Sostenible (Fodus). Con ese dinero se propone financiar la transformación del microcentro y macrocentro con líneas de crédito para el acceso a la vivienda y otras obras.

COSTA SALGUERO: CUÁLES SON LOS PASOS PARA DESARMAR EL COMPLEJO TRAS LA SANCIÓN DEL PROYECTO EN LA LEGISLATURA

“Estos proyectos son parte del primer grupo de convenios que fueron seleccionados en la convocatoria pública que se lanzó en enero pasado. Tienen como objetivo impulsar la ciudad en términos urbanísticos, económicos y sociales, incentivar la inversión pública y privada, con el foco en las zonas más postergadas y en las afectadas por la pandemia”, explica el proyecto oficial. “Las contraprestaciones producto de estos convenios serán canalizadas a través del Fodus y permitirán financiar planes, programas y proyectos que impliquen mejoras y favorecer el acceso a la vivienda en zonas estratégicas de la ciudad como el sur o el microcentro”, agrega.

En 11 de Septiembre 1535 se encuentra el edificio donde funcionó el petit hotel que pertenecía al empresario Matías Garfunkel inmueble tiene protección patrimonial y en el lote se sumará una moderna construcción

Los proyectos ya habían sido aprobados en primera lectura y sometidos a audiencia pública, pero debían ser apoyados en segunda instancia. El debate previo, la semana pasada en las comisiones, tuvo una acalorada discusión por el rechazo que manifestaron los bloques de la oposición y entidades que protegen el patrimonio. Hoy, mientras se realizaba la sesión, el debate fue acompañado por una manifestación convocada por el Frente de Todos (FdT) y agrupaciones de izquierda.

Entre las propuestas se encuentra la modificación del entorno de un inmueble que funcionó como un petit hotel y fue propiedad del empresario Matías Garfunkel ubicado en 11 de septiembre 1535, en Belgrano, que fue vendido en 2019 por tres millones de dólares, la mitad del precio que había sido solicitado. El plan es mantener el edificio con protección histórica que se encuentra en la misma parcela y construir, detrás, uno nuevo.

La propuesta presentada sobrepasa la altura permitida (de entre 22 y 29,80 metros) hasta llegar a los 53 metros y aumenta la superficie construible en 3500 m² para uso residencial y de comercios. El desarrollador privado compensará al gobierno con el aporte de US$2.423.694 destinados al Fodus.

Además, del petit hotel de Belgrano, este es el detalle de cada uno de los otros proyectos aprobados en forma definitiva:

Campichuelo 644, Caballito: La propuesta presentada logra, mediante una combinación tipológica, sobrepasar la altura permitida (entre 9 y 18 m) hasta llegar a los 34 m. El uso ligado al rubro salud podrá alterar con sus externalidades, las condiciones del área, que el mismo Código Urbanístico intentó caracterizar como residencial (capacidad de las infraestructuras y vialidades, estacionamientos, dinámica comercial del entorno, horarios de funcionamiento, ruidos molestos, residuos patológicos, degradación del espacio público y consultorios externos).

San Juan 2502, San Cristóbal: El proyecto engloba dos parcelas y sobrepasa la altura permitida (38 m) hasta llegar a los 68 m. Al mismo tiempo aumenta la superficie construible en unos 7000 m². No se especificaron usos, aunque la zona admite máxima mixtura.

Amenábar 1501, Colegiales: La propuesta supera la altura permitida (22 a 29,80 m) hasta llegar a los 53,80 m. Aumenta la superficie de construcción en 1500 m² y aporta, a nivel de planta baja, una proporción de la parcela para uso público de 120 m² semicubiertos. Se autorizan usos mixtos.

Avenida Díaz Vélez 5490: El proyecto engloba tres parcelas y alcanzará una altura de 53,60 m (la permitida es de entre 22 y 29,80 m). Aumenta la superficie de construcción en 1500 m² y aporta a nivel de planta baja una proporción de la parcela para uso público de 240 m² semicubiertos. Uso residencial y comercios.

Lafinur 3126, Palermo: La propuesta sobrepasar la altura permitida (22,80 a 29,80m) hasta llegar a los 60,30 m. Aumenta la superficie de construcción en 1973 m² y no aportará, a nivel de planta baja, una proporción de la parcela para uso público, pero sí un zócalo comercial. Uso Residencial y comercios.

Corrientes 3410, Almagro: El proyecto reúne seis parcelas y sobrepasa la altura permitida (31,20 m) hasta llegar a los 73 m. La superficie construible aumenta en unos 4000 m² y aportará a nivel de planta baja una proporción de la parcela para uso público de 221,14 m². Oficinas, locales comerciales y cocheras son los usos permitidos.

Corrientes 5761, Villa Crespo: Se sobrepasa la altura permitida (38 m) hasta llegar a los 72,15 m. La superficie construible aumenta 5100 m² y agrega, en planta baja, una pequeña proporción de la parcela para uso público (retiro de 3,5 m sobre Corrientes) y un zócalo comercial. Permite usos mixtos (vivienda, oficinas, cocheras, comercios).

Avenida del Libertador 5723, Belgrano: Se sobrepasa la altura permitida (22,8 a 38 m) hasta llegar a los 65 m. Aumenta la superficie de construcción en 3200 m² y no agrega a nivel de planta baja una proporción de la parcela para uso público, pero sí un zócalo comercial. Los usos permitidos son para oficinas, locales comerciales y cocheras.

Arcos 1865, Belgrano: Se engloban cuatro parcelas y se sobrepasa la altura permitida (22,80 a 29,80 m) hasta llegar a los 72 m. Aumenta la superficie de construcción en 3500 m² y no aportará en planta baja una proporción de la parcela para uso público. Uso residencial y comercios.

Arcos 3631, Núñez: Mediante un edificio de perímetro libre, la propuesta sobrepasa la altura permitida (11,60 m) hasta llegar a los 73,75 m. Aumenta la superficie de construcción en 5700 m² y no aporta una parcela de uso público en planta baja, pero sí un zócalo comercial. Se permiten oficinas, locales y cocheras.

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…