Miércoles, 11 Agosto 2021 09:41

El regalo de bienvenida a Juan Zabaleta: inyectan $ 100.000 millones extra a Desarrollo Social - Por Bernardo Vázquez

Escrito por

El Gobierno giró más fondos a la cartera que conducirá el ex intendente de Hurlingham. Es un 40% más de los que tenía.

En sus primeras horas como ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta recibirá un regalo de bienvenida que le servirá también como oxígeno político y respaldo económico de cara a los cinco meses finales del año. En las últimas horas, el Gobierno asignó más de $ 100.000 millones en fondos a la partida presupuestaria del ministerio que hasta este martes condujo Daniel Arroyo.

Se trata de una inyección económica sideral para un área que tenía sus recursos completamente agotados en apenas siete meses de 2021, producto del abultado gasto ejecutado en programas sociales como los que representan la Tarjeta Alimentar y el Potenciar Trabajo.

La decisión del Ejecutivo nacional se da en un contexto bien particular, de tensión con una parte de los movimientos sociales y tres días después de una marcha multitudinaria por San Cayetano a Plaza de Mayo, que si bien fue de tenor oficialista motivó algunos planteos a la Casa Rosada por el reclamo de un salario básico universal.

La proximidad de las elecciones también tiene su parte de explicación en la jugada, ya que retroalimenta dos cajas centrales que se nutren de ingresos a los sectores más desprotegidos del conurbano bonaerense y de todo el país. Sin el IFE, que aportaba ANSeS hasta 2020, el gasto social terminó siendo llevado adelante especialmente por el ministerio este año.

Exactamente $ 103.000 millones extra se le asignaron a la cartera que conducirá el ex intendente de Hurlingham. Así se puede advertir en las planillas oficiales de Presupuesto Abierto, el sitio que depende del Ministerio de Economía y que mostraba una previsión anual de $ 255.000 millones en fondos para Desarrollo Social para todo 2021. A partir de ahora, de cara a los cinco meses finales del año, esos recursos globales serán $ 358.955 millones.

Así, el gasto total de Desarrollo Social se ubicará en torno a los $ 1.000 millones por día, que es lo que viene erogando en los primeros 222 días del año. Cuando empezó el año, representaba unos $ 600 millones por cada jornada.

La caja del Ministerio de Desarrollo Social estaba agotada ya desde el 31 de julio, como viene consignando Clarín en notas anteriores. Como sucedió en 2020, se esperaba una inyección de recursos para encarar los meses finales, aunque no de semejante magnitud: $ 103 millones que equivalen un 40% más de fondos.

Especialmente, el aumento se dio en las dos cajas centrales de la estructura ministerial: Políticas Alimentarias y Potenciar Trabajo, dos programas que concentran el 90% de los fondos.

Políticas Alimentarias es un programa que incluye las entregas de la Tarjeta Alimentar en todo el país y que originalmente tenía fondos previstos por $ 114.000 millones. Está a cargo de Laura Valeria Alonso, una dirigente de La Cámpora, de las de mayor peso estratégico en las decisiones del ministerio.

Por este aumento de fondos, pasará a administrar $ 181.294 millones. A la fecha, ejecutó $ 114.552 millones, es decir, poco más del presupuesto original a cargo de la Secretaría de Inclusión Social.

La otra caja clave es la del Potenciar Trabajo, un programa de inclusión socio productiva que se encuentra a cargo de Emilio Pérsico, dirigente del Movimiento Evita y secretario de Economía Social. Inicialmente manejaba $ 111.000 millones, de los cuales fueron utilizados $ 97.792 millones. Tras la ampliación de fondos esa partida pasará a ser de $ 144.610 millones.

El Movimiento Evita fue uno de los muchos agrupados dentro de la UTEP que marcharon el fin de semana a Plaza de Mayo. No obstante, tiene diálogo constante con el Gobierno, al punto que tanto Pérsico como Fernando "Chino" Navarro, sus referentes principales, trabajan en cargos ejecutivos.

La llegada de Zabaleta se dio en un contexto de reclamos de sectores piqueteros antikirchneristas, que se expresaron en las puertas del Ministerio de Desarrollo Social. El descontento del sector se viene dando durante toda la gestión de Arroyo, con repetidas movilizaciones de aquellos que creen que el Gobierno no llevó adelantes planes de trabajo genuinos en estos 20 meses de gestión de Alberto Fernández.

Duodécimo de esa misma boleta va como precandidato el propio Daniel Arroyo, valorado puertas adentro y por los movimientos por su gestión, pero también muy por debajo en el orden de la lista frentetodista, que en la mayoría de las primeras posiciones integran dirigentes leales a Cristina Kirchner.

Bernardo Vázquez

Visto 2692 veces

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…