Lunes, 02 Agosto 2021 12:20

El mejor atleta argentino de todos los tiempos es el dólar - Por Guillermo Laborda

Escrito por

Nuevamente, y antes de otra elección, vuelve al centro de la escena el dólar. Es un viejo atleta olímpico de la Argentina: medalla de oro en salto en alto y en los 100 metros llanos y con vallas o cepos. La semana pasada fue el inicio formal de la competencia con el fin de la fuerte liquidación de dólares de la soja y el debut del BCRA con ventas en el mercado de cambio oficial.

¿Y ahora? ¿Qué puede haber de diferente en esta campaña electoral? Por lo pronto, es fácil estimar la actitud oficial por las próximas semanas. Habrá, de ser necesario, más intervenciones en el "contado con liqui", en el mercado mayorista, en el mercado de futuros y eventualmente se ajustará la autorización de importaciones, hoy en el orden de los u$s 5900 millones. La Junta de Gobernadores del FMI se reunirá virtualmente hoy en Washington para aprobar el desembolso del equivalente a u$s 650 mil millones en DEG (Derechos Especiales de Giro) a todos los países miembros. Al BCRA le lloverán u$s 4500 millones que se acreditarán a fin de mes.

Durarán poco en las reservas del BCRA porque el 22 de septiembre se deben pagar al FMI u$s 1822 millones por el acuerdo "stand by" firmado en 2018 que se debe comenzar a cancelar. El 22 de diciembre hay otro vencimiento por igual monto con el Fondo. ¿Lo pagará el kirchnerismo ya sin elecciones a la vista? Martín Guzmán tiene en su mente cerrar el acuerdo con el FMI tras las elecciones del 14 de noviembre e incluir esos u$s 1822 millones que vencen en diciembre en el nuevo entendimiento. Pero Martín Guzmán también pensaba que este año la inflación iba a ser del 29%...Después de las elecciones hasta quizás haya un nuevo ministro de Economía. Todo puede pasar.

Por lo pronto las inconsistencias se van acumulando. Obsérvese, lo que siempre destacamos en esta columna, que es la evolución de las Leliq y los pases pasivos del BCRA. En sólo 30 días, crecieron $ 464 mil millones. No hay ceros de más: son $ 464.000.000.000. Son pasivos remunerados del BCRA. Es emisión de pesos, pero para que no circule, el BCRA paga un interés que luego financia con emisión.

Hace exactamente dos años, Alberto Fernández, en plena campaña electoral, señalaba a El Destape: "Vamos a dejar de pagar los intereses de las Leliq que la Argentina está pagando todos los días" y al mismo tiempo prometía incrementar 20% los haberes de los jubilados con ese dinero. Tenía razón en una sólo cuestión el actual presidente: el Banco Central debe tener prohibido emitir deuda. Genera con sus intereses, un déficit "blue" o cuasifiscal, adicional al que ya de por sí tiene el Tesoro Nacional. El economista Carlos Rodríguez sostuvo varios años atrás que este déficit del BCRA "siempre ha sido explosivo". Basta ver lo sucedido con las Lebac en 2018, las hermanas mayores de estas Leliq y pases. El BCRA no debe emitir pasivos remunerados. Rodríguez tiene un paper en la UCEMA denominado "Un análisis estilizado de la reforma financiera de julio de 1982" en la analiza lo sucedido cuando Domingo Cavallo quiso revertir la Cuenta de Regulación Monetaria, que vendría a ser la abuela de las Lebac, las Leliq y los pases pasivos que hoy están en boga. Ese intento de Cavallo de desarmar esa bola de nieve hace casi 40 años derivó en una inflación de dos dígitos mensuales y debió abandonar el BCRA.

Pero como en la Argentina no se aprende nunca de los errores cometidos en el pasado y todo es un loop eterno, hoy volvemos a tropezar con el mismo problema. ¿Quién será el funcionario que deba resolver esta orgía monetaria? ¿Habrá un Remes Lenicov? ¿Será ordenado o desordenado? Mientras se llega al punto de ebullición se canjea a bancos beneficios en los requisitos de liquidez para que financien el "Ahora 30" para compra en cuotas de electrodomésticos. El 60% de los depósitos del sector privado en los bancos está ya con exposición al sector público, ya sea Leliq, pases o títulos del festival de bonos que viene lanzando Guzmán. Esta semana, para blanquear el apetito del mercado, se vuelcan a emitir papeles con ajuste del dólar oficial. Seguramente no será el mismo Guzmán el que los deba pagar a su vencimiento o el que los reestructure. Entramos en cinco meses del año en los que el Tesoro necesitará además $ 200.000 millones por mes para cubrir sus necesidades de financiamiento.

Martín Tetaz afirmó la semana pasada vía Twitter que impulsará un proyecto de ley para que el BCRA sea independiente, para reformar su carta orgánica y que prohíba el financiamiento directo al Tesoro. El problema es que toda ley en la Argentina puede ser modificada o eludida. Es un blindaje poco efectivo. Leyes de Responsabilidad Fiscal y cambios en la Carta Orgánica del BCRA fueron efímeros en nuestro país. Ni la Convertibilidad, que fue un fuerte corsé, sirvió para contener el aumento del gasto público. El economista Luciano Laspina, por ejemplo, lleva todo un escalón más arriba y propone una reforma constitucional para incluir allí un capítulo de responsabilidad fiscal. Suena tan sólido como difícil de llevar a la realidad salvo que los momentos de zozobra económica le abran las puertas a una reforma de esa naturaleza.

Por lo pronto, el dólar está nuevamente en el campo de juego. La brecha está en niveles del 90%. La moneda norteamericana también es como un maratonista: sabe que la carrera es larga y cuándo arremeter. Lamentablemente tiene el podio garantizado una vez más.

Guillermo Laborda

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…