Opinión

Desde el año 2004 el Observatorio de la Deuda Social de la UCA (Universidad Católica Argentina) viene alertando que la pobreza aumenta sin cesar y alcanza a más de un tercio de la población.

Macri cumple esta semana seis meses en el poder, con un balance positivo y un conjunto de problemas a resolver. Su imagen externa, tanto en lo político como en lo económico quizás sea su activo más importante.

Más allá de la vehemencia o la elocuencia a veces exasperada, la diputada de Cambiemos encarna el espíritu con el que, en todas las épocas, mujeres y hombres lúcidos advirtieron las consecuencias que se derivan de abrir una brecha entre la ética y la política

Para estupefacción del establishment o, para usar la expresión que fue popularizada por Mauricio Macri, el “círculo rojo” internacional, en casi todos los países occidentales la gente –el pueblo o las masas de tiempos ya idos– está rebelándose contra el statu quo.

La filosofía comunicacional del Gobierno se evidenció zigzagueante.

        

“Tener glorias comunes en el pasado y una voluntad común en el presente; haber hecho juntos grandes cosas, querer hacer otras más; he aquí las condiciones esenciales para ser un pueblo. En el pasado, una herencia de glorias y remordimientos, en el porvenir, un mismo programa que realizar. La existencia de una nación es un plebiscito cotidiano” -Ernest Renan

Moreno no es más que el fogonero de una conspiración cuyas consecuencias prácticas se insinúan con todos sus efectos perversos en las calles, y que sus titulares asumen con notable sinceridad...

Las encuestas y las críticas publicadas no reflejan lo mismo. Qué encierra el estilo del Gobierno.

Mauricio Macri acaba de cumplir seis meses de gestión. Ingresa en el segundo semestre tan mentado casi como el de la panacea universal, que hasta encumbrados miembros de su staff ponen ahora entre signos de interrogación.

En el año que llamó de la Misericordia, parece padecer alergia por cualquier paso que dé el Gobierno. De lleno en la política argentina y para algarabía K ordenó rechazar un subsidio que él mismo pidió a Macri.        

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…