Opinión

 

 

Todos conocen las veleidades de reina que tiene la Sra. Fernández. Ella efectivamente cree que es un ser superior a nosotros y que nosotros debemos rendirle pleitesía y pagar por sus ocurrencias y placeres.

 

 

Espejo del país. Faltan más dólares que ideas.

 

 

 

El ministro Trotta se esfuerza por quedar bien tanto con los millones de padres y alumnos que en este atípico verano ansían el regreso a clases, como con algunos gremios docentes que lo resisten. En el medio, falta un plan.

 

El martes último la eminente revista científica The Lancet dio a conocer los resultados de los exámenes de la fase 3 de la vacuna Sputnik V. El arbitraje de la afamada publicación fue rotundo.

 

 

 

A esta altura del año y cuando aún faltan ocho meses para que se substancien los comicios legislativos del próximo mes de octubre, parece estar fuera de duda la estrategia que ha forjado el gobierno de cara a pulseada de tanta trascendencia.

 

 

Así como decimos es una exageración afirmar que en la Argentina no rigen las instituciones -ya que como vimos en el artículo de 7 Miradas “Nuestra Constitución Republicana-Populista”, proveen incentivos para que gobernadores e intendentes busquen más bien el apoyo de la Casa Rosada que buscar inversiones, también escuchamos continuamente que las ideologías no existen, o que al menos, el electorado no es ideológico.

 

 

Una buena contención sería una comunicación oficial extremadamente eficiente como para guiar a la población. Pero no existe

 

 

Aunque las vacunas consigan frenar la propagación del coronavirus, no podrán eliminarlo por completo. Lo más probable es que sea necesario modificarlas todos los años.

Muchos de los que peinamos canas hemos oído hablar del antiguo “cuento de la buena pipa”; aquel donde alguien que se dispone a relatarlo pregunta a un eventual interlocutor si quiere que se lo cuente, y ante una respuesta de su parte del tipo: “sí, o por supuesto”, repite insistente: “no te he pedido que me digas sí o por supuesto, lo que te pregunto es si quieres que te cuente el cuento de la buena pipa”; y sigue así ante cada respuesta asertiva del oyente, endilgándole la pregunta de marras una y otra vez, hasta que finalmente éste se cansa y se va furioso, sin saber si el cuento existe o es una estratagema para tenerlo en ascuas. 

 

Horacio César Pietragalla-Conti es la historia de sus padres. Nació el 11/3/1976 en la provincia de Buenos Aires. En 2003 descubrió que era hijo de desaparecidos y se convirtió en el nieto recuperado Nº 75. Es miembro de Abuelas de Plaza de Mayo y forma parte de La Cámpora. Responde a Cristina Fernández de Kirchner.

 

Página 7 de 235

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…